Picar antes de entrenar, ¿es saludable o no?

Deportistas deben consumir alimentos ricos en fibra

Por Magali Fleitas – @magalifleitas

 

A veces por ansie­dad, por estrés y hasta por aburri­miento, muchas personas suelen tener ataques de picar entre co­midas sin tener hambre.

Ahora, en el caso de los deportistas, si la ingesta de algún alimento suce­de unos pocos minutos antes del entrenamiento y competencia, dará una sensación de pesadez hasta incomodidad en el cuerpo, porque no se po­drá digerir como corres­ponde.

La licenciada en nutri­ción, Leticia Melgarejo, manifestó que se puede consumir un snack 50 o 60 minutos antes de las actividades físicas.

“Comer algo antes de entrenar puede tener algunos beneficios; da energía al cuerpo, aumenta el rendi­miento y disminuye la degradación de pro­teínas. Sin embargo, la alimentación antes del entrenamiento debería depender del objetivo individual”, mencionó.

Señaló que primera­mente debe concentrar­se en hidratarse, por lo que en la mayoría de los casos el agua es su­ficiente. No obstante, si se está, por ejemplo, corriendo una maratón, debería ser una bebida o un gel deportivo con hidratos de carbono de rápida digestión.

“Los deportistas tienen un gasto energético ele­vado, en comparación a las personas que realizan menos ejercicio que ellos. Esto porque la actividad física requiere de ener­gía para poder llevarse a cabo, que muchas se obtiene de los alimen­tos. Deben de pensar que su cuerpo es como un automóvil, el cual debe recorrer kilómetros o debe realizar alguna diligencia en poco tiem­po. En ambos casos, el gasto de combustible es importante. Tanto gas­to de energía detona un apetito en ocasiones in­controlable”, aseveró la profesional.

Refirió que los picos entre comidas se puede evitar prefiriendo cereales in­tegrales y leguminosas como arroz, pasta, pan, galletas y avena integral, ya que brindarán una ma­yor saciedad.

“Tienen que evitar con­sumir alimentos que rá­pidamente descienden, generando una sensación de hambre. Además, pro­mueve los antojos por alimentos no saludables. Las grasas saludables son prácticas para los de­portistas, en meriendas o como ingredientes es­trella para modificar una receta, se recomienda co­mer cada 3 horas”, añadió Melgarejo.

MOTIVOS

Sostuvo que cuidar la ca­lidad y la cantidad que se consume es primordial, pero que si esto se vuelve realmente un hábito, la salud puede verse perju­dicada.

“Entre las razones, in­fluye mucho el estrés o las emociones que ex­perimentamos día a día, también muchos utilizan como método para liberar alguna tensión”, expuso.

En cuanto a las recomen­daciones para evitar pi­car, nombró a las infusio­nes calientes. Asimismo, hizo referencia a no estar distraído al momento de comer.

CONCENTRACIÓN

“Es importante no comer mientras estás viendo te­levisión, leyendo correos o trabajando en la oficina, contar con un horario establecido para cada comida, ya que nuestro cerebro cree que pode­mos comer en cualquier a hora y caemos así en el picoteo”, concluyó.

También podría gustarte