Filme que llegará para disparar taquillas

Realidad del stronismo en las pantallas

 

En el 2020 se suma una nueva pelí­cula nacional a la cartelera de los cines nacionales y tam­bién de la región. Esta vez, con una coproducción argentina, llega “Matar a un muerto”, un material audiovisual del joven di­rector paraguayo Hugo Giménez de Sabaté Films (Paraguay), Zona Audiovi­sual (Argentina), Altamar Films (Francia) y Pandora Film Produktion (Alema­nia).

El trailer fue presentado en los últimos días de agosto, donde se reveló entender la trama del fil­me que se desarrolla en plena dictadura stronista, allá por el año 78. 

La historia gira en tor­no al día a día de dos capataces, Pastor y Dio­nisio, quienes tienen como oficio enterrar cadáveres clandestina­mente, hasta que un día notan que uno de los paquetes entregados está vivo.

Éver Enciso, uno de los actores principales y quien encarna a Pastor, manifestó que realizó muchas investigaciones desde el momento en que le dieron el papel, sobre todo acerca del compor­tamiento y movimiento en la época.

“Leí, me informé, me co­muniqué con alguna que otra víctima de manera directa, también conozco a hijos de padres desapa­recidos, me contaron sus experiencias, muchos testimonios de víctimas de la dictadura, eso me dio una base, aparte del interés particular que tengo sobre la historia pa­raguaya”, señaló Enciso.

Acerca de cómo se com­porta Pastor en la película y sus características prin­cipales, mencionó que se trata de un personaje extremadamente intro­vertido.

“Él casi no habla, es muy silencioso, extraño, mis­terioso y dice mucho con la mirada. El guion está planteado de una forma en que todo lo hacen por inercia, una monotonía que trasciende ese tema de lo moral para ellos dos”, añadió el actor.

Adelantó que al momento en que los dos trabajado­res se percataron de que un cadáver estaba aún vivo, pensaron en matarlo, pero nunca habían desem­peñado aquella tarea. 

“En el tráiler se muestra lo que sucede, el conflicto principal es eso, que ellos nunca mataron a nadie, solo se encargaban del pro­ceso de enterrar y ocultar en el lugar que solo ellos sabían por órdenes de arri­ba. Hasta ese momento, nunca se había dado un quiebre y una vuelta de tuerca como esa”, añadió.

Finalmente, expresó que protagonizar este papel representa un desafío para su carrera. “Un personaje totalmente diferente a lo que yo soy por un lado, es un personaje muy rural, de tierra adentro, hice un arduo trabajo de investi­gación para construirlo, pero me gustó mucho”, concluyó Enciso.

También podría gustarte