Fisco busca disminuir intereses de la deuda

Pretende transformar pasivos en dólares a euro para ahorrar

El Ministerio de Hacienda incluyó en el proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) 2020 dos artículos con los cuales pretende disminuir los pagos de intereses de la deuda pública mediante un procedimiento de diversificación monetaria denominado swap.

El director de Endeudamiento de la cartera fiscal, Iván Haas, explicó que el objetivo de estas operaciones es transformar de dólar a euro la deuda por la emisión de bonos soberanos. Enfatizó que para este procedimiento, Hacienda deberá recurrir a un banco que actúe de intermediario entre el país y un inversor que quiera adquirir deuda vía bonos.

Haas dijo que la ventaja de transformar el pasivo en la moneda europea es que las tasas de interés son muchos más bajas que las tomadas en dólares. Manifestó que según un análisis realizado por la cartera estatal, por los bonos del 2016 la tasa de interés en euros estaría en 2,1%, frente al 5% en dólares que paga actualmente el Estado, lo que implicaría un ahorro anual de US$ 14,5 millones en el pago de intereses.

“Así como nosotros queremos diversificar nuestra deuda en dólares, hay muchos inversores, sobre todo europeos, que quieren lo opuesto, es decir, pasarse al dólar para diversificarse y tener mayor seguridad. Entonces, el banco, a cambio de una comisión, actuaría como intermediario en la operación”, expresó.

Por otro lado, el funcionario de Hacienda mencionó que están analizando realizar la primera colocación de bonos en euros, como otro modo de diversificar el pasivo en bonos. En este sentido explicó que la ley del presupuesto le da la posibilidad al Fisco de elegir la moneda en la cual desea colocar los bonos.

“Hacienda tiene la posibilidad de escoger el plazo de los bonos, puede escoger la moneda y puede escoger el mercado local o internacional, esa flexibilidad está en la ley”.

El proyecto del PGN 2020 estipula que de los US$ 547 millones que se emitirán en bonos soberanos para el próximo año, US$ 369 millones serán destinados para la amortización de la deuda; este monto corresponde al 67,4% de los títulos. Del total de estos fondos, tan solo US$ 131 millones se destinarán para las inversiones representando así solo el 23,9% de la cifra global. Para el aporte de capital se destinará US$ 47 millones, lo cual simboliza el 8,5% del total.

Al mes de julio la deuda pública bruta asciende a unos US$ 8.615 millones que representa un 21,8% del producto interno bruto. Para el próximo año, el Estado prevé endeudarse por US$ 1.551 millones (incluido créditos de órganos multilaterales), siendo las responsabilidades US$ 250 millones más que este año.

También podría gustarte