UEFA: Negocios millonarios en transferencias

Cristiano Ronaldo superó los US$ 100 millones en 2009

Cuando el Real Ma­drid fichó en el 2009 a Cristiano Ronaldo, lo hizo por US$ 103,8 millones y ese año la cifra de la operación fue señalada como inédita y un hito en el mercado de trans­ferencias.

Después sucedió la venta de Neymar en el Barcelona por US$ 243,1 millones, y cada verano de fichajes es usual ver que los clubes rompan la cifra récord de inversión en un futbolista por US$ 100 millones o más.

Durante el actual mercado, tres fichajes han superado dicha cifra: João Félix que llegó al Atlético de Madrid por US$ 139,2 millones; An­toine Griezmann al Barcelo­na por US$ 132,6 millones, y Eden Hazard que pasó del Chelsea al Real Madrid por US$ 110,5 millones.

La transferencia de João Fé­lix involucra una inversión mayor al valor de la plantilla de 22 jugadores de seis equi­pos participantes en la etapa de grupos de la UEFA Cham­pions League: Slavia Praga US$ 44,8 millones; Dinamo Zagreb US$ 81,6 millones ; Estrella Roja US$ 62,8 millo­nes; Genk US$ 137,3 millones; Red Bull Salzburg US$ 93 mi­llones; Olympiacos US$ 88,2 millones, y Galatasaray US$ 125,3 millones.

A partir del fichaje de Cristia­no, que superó los US$ 100 millones en el 2009, en 11 fi­nales de Champions League, sólo seis clubes han salido campeones: Real Madrid, Barcelona, Liverpool, Chel­sea, Bayern Múnich e Inter de Milán. De esos seis, los merengues en cuatro ocasio­nes y los culés en tres.

Ambos equipos españo­les han sido relaciona­dos con transferencias que superan esta cifra. El Madrid con la contra­tación de Hazard y Cris­tiano por las cantidades previamente menciona­das; además de Gareth Bale, quien llegó por US$ 111,6 millones. Por su parte, el Barcelona, además de Griezmann, invirtió US$ 138,1 por Ousmane Dembélé y US$ 160,2 por Philippe Coutinho.

A pesar de ser inversiones por futbolistas consolida­dos o que tienen un futuro promisorio, estas compras no significan un óptimo desarrollo futbolístico. Un ejemplo es el caso de Coutinho, quien no logró hacerse de un espacio en el once titular del Barcelo­na, al no mantener el nivel que tuvo en el Liverpool, y lo cedieron al Bayern Mu­nich por tan solo US$ 9,3 millones.

Manuel Veth, periodista de Forbes y especialista en Bundesliga, expresó a El Economista que las inver­siones están directamente involucradas con el dinero que obtienen los clubes por derechos de televisión y relaciones comerciales.

Aunque recalcó que hay que equilibrar los gastos, no solo en contrataciones, también en salarios.

También podría gustarte