Desafíos económicos que enfrentará Fernández y su impacto en Paraguay

Elaborado por:

 

E-mail: [email protected]

 

Con el 47% de los votos, el candidato de la coalición Frente de todos, Alberto Fernández se convirtió en el presidente electo por la mayoría de los argentinos. Así, a partir del 10 de diciembre, el nuevo representante de la corriente Peronista, asumirá la dirección de un país con varios desafíos a enfrentar como una economía en recesión, con la segunda inflación más alta del mundo, deudas elevadas y elevada depreciación de su moneda. Atendiendo la dependencia de la economía paraguaya con la del vecino país se explicará brevemente la situación en la que recibe el país el gobierno electo y cuáles serían los impactos en Paraguay.

 Principales Indicadores económicos y sociales de Argentina.

Se espera que las políticas económicas del nuevo gobierno sean dirigidas a desacelerar la tasa de inflación, subsanar las cuentas fiscales sin dejar de lado los importantes desafíos sociales. En este contexto, considerando los datos del mes de septiembre la inflación de Argentina ascendió al 53,5% interanual, ubicándose tan sólo por debajo de la de Venezuela, esto implicó una pérdida del poder adquisitivo que tuvo efectos en el desempleo, que fue de 10,6% al segundo trimestre, y la pobreza, que ascendió al 35,4% afectando a alrededor de 15,9 millones de personas.

Lo que también impulsó a la suba de la inflación del vecino país fue la pérdida del valor de la moneda argentina. Durante los casi cuatro años del mandato de Mauricio Macri, la moneda argentina se depreció 84%, alcanzando el pico más alto luego de las elecciones primarias del pasado 11 de agosto cuando Alberto Fernández ganaba con una amplia mayoría.

Estos resultados tuvieron duros efectos en el mercado financiero del vecino país, como la depreciación del 58% de su moneda y el aumento del riesgo país que superó la barrera de las 1.500 unidades y alcanzó a su pico más elevado a inicios del mes septiembre con 2.541unidades. El derrumbe del mercado, obligó al Banco Central de Argentina a imponer medidas de control de capital para frenar la depreciación del peso.

Dependencia económica del Paraguay.

Paraguay, al ser un país mediterráneo tiene una gran dependencia con los países limítrofes. En base a los últimos datos del Banco Central del Paraguay (BCP) al mes de septiembre el 70% de la soja exportada fue destinada a Argentina, observándose una disminución del 24% entre el acumulado a septiembre de 2019 y el mismo periodo del año anterior, lo que tiene efectos directos en el ingreso de divisas al país atendiendo la predominancia del sector primario dentro del total de exportaciones del Paraguay.

Siguiendo en línea con los datos del comercio al exterior, al tercer trimestre las exportaciones totales cayeron 15% repercutiendo en el ingreso de divisas, lo que se tradujo en un menor circulante de dólares dentro de la economía, haciendo que el guaraní pierda valor frente a la moneda estadounidense, contribuyendo a la caída de la actividad económica, de las ventas, y, consigo del nivel de ingresos de las personas.

Si bien, lo mencionado no es un resultado directo de la situación coyuntural y económica de Argentina, sino de un conjunto de shocks internos y externos que afectaron a la economía nacional, se debe tener en cuenta que un mayor proteccionismo por parte de Argentina o una inestabilidad dentro de su mercado financiero afecta directamente al comercio interno y externo del país, tanto para los productos de exportación como algunos productos importados que son muy sensibles a la cotización del dólar.

Esto también afectaría a la competitividad de precios: una constante depreciación del peso argentino frente al dólar, que haga que los precios del vecino país sean más competitivos comparados con los nuestros, fomentaría el contrabando y la caída de ventas de los comercios como del nivel de turismo.

Disminución en los envíos por remesas familias.

Otro factor importante a considerar es la cantidad de compatriotas paraguayos viviendo en Argentina, conforme a los datos de la INDEC, sumarían más de 550 mil personas, que han dejado el país en búsqueda de trabajos de mando medio y que realizan transferencias a sus familiares que residen en Paraguay, más conocidas como remesas familiares.

Al séptimo mes del año, las remesas totales ascendieron a USD. 324 millones, de los que el 23% correspondió a envíos desde Argentina, que ascendieron a USD. 48 millones, siendo este valor 37% menor al acumulado a julio del año pasado, demostrando de esta manera como la crisis económica del vecino país tiene efectos directos sobre el nivel de ingresos reales de los paraguayos residentes en Argentina y consigo de sus familias que dependen de esas transferencias monetarias.

Mayor flujo de capitales

Un tercer efecto que podría generar el cambio de timón de Argentina sería la entrada de capitales, principalmente de argentinos, que ante un escenario de mayor incertidumbre por la orientación de las políticas del próximo mandatario opten por redireccionar sus inversiones a Paraguay, lo que podrá tener efectos positivos en términos de inversiones en infraestructura. Sin embargo, esto se vería sopesado por la mayor inestabilidad financiera de Argentina que como se mencionó anteriormente afecta de manera significativa al comercio del país.

Pese a que aún falta un poco más de un mes para que el presidente electo asuma el mando en Argentina, desde ya sus discursos generarán confianza o incertidumbre acerca del nuevo rumbo que tomará el país, ante ello, los hacedores de política deberán estar atentos para que estas decisiones no generen impactos muy significativos dentro de la economía paraguaya y sobretodo adopten medidas preventivas ante los shocks y no solamente parches que subsanen temporalmente los vientos en contra.


También podría gustarte