Deuda pública crece en 8,5% frente al 2018

Monto equivale al 22,1% del Producto Interno Bruto

Al cierre del mes de setiembre, la deuda del sector público se situó en US$ 8.549 millones. Esto implica un incremento nominal de US$ 727 millones con respecto al mismo mes del 2018, y un aumento del 8,5% en relación al mismo periodo del 2018.

Esta cifra, equivalente al 22,1% del PIB nacional, se explica por el incremento de la deuda externa e interna, debido principalmente a la mayor emisión de bonos internacionales y del tesoro (14,7% y 3,2% más que en el 2018, respectivamente).

De esta deuda total, US$ 6.951 corresponde a la deuda externa por emisión de bonos internacionales. En lo que respecta a la deuda interna, el saldo de los bonos del Tesoro emitidos en el mercado bursátil doméstico es de US$ 1.597 millones.

Para el próximo año se prevé en el proyecto de Presupuesto General de la Nación, que está en estudio en el Congreso, la colocación de bonos por US$ 547 millones, pero la mayor parte de los recursos se destinarán a pagar los vencimientos de la deuda y la otra parte para inversión en infraestructura.

De los US$ 547 millones que se emitirán en bonos soberanos para el próximo año, US$ 369 millones serán destinados a la amortización de la deuda, que representaría el 67,4% del total de los títulos.

Del total de estos fondos, tan solo US$ 131 millones se destinarán para las inversiones que representan tan solo el 23,9%. Para el aporte de capital se destinará US$ 47 millones que representa el 8,5% del total. Los primeros vencimientos de bonos soberanos se darán en enero de 2023 por un monto de US$ 780 millones.

El Ministerio de Hacienda espera que el Congreso le apruebe un proyecto de ley de administración de pasivos. La ley permite rescatar bonos anticipadamente aunque implique el incremento del saldo, operación que hoy no está permitida.

Desde el Fisco habían explicado que la motivación para cambiar el actual esquema de Administración de Pasivos es que el calendario de amortizaciones futuras ya incluye el repago de los bonos internacionales previamente emitidos, que implica que en los años donde vencen los bonos se registra una concentración de vencimientos de deuda.

También podría gustarte