Diputados blanquean a tres de sus miembros

Medida es señal de impunidad y afecta imagen país para la inversión

En una sesión extraordinaria, la Cámara de Diputados salvó ayer a tres de sus miembros: Carlos Portillo (PLRA), Tomás Rivas (ANR) y Ulises Quintana (ANR), todos ellos con procesos abiertos en la justicia. El documento de pérdida de investidura fue al archivo.

El primero en salvarse fue el diputado Carlos Portillo, quien está acusado por tráfico de influencias, ya que meses atrás había sido grabado solicitando dinero a cambio de conseguir una sentencia judicial favorable. Portillo en su defensa pidió a sus colegas que rechacen su destitución alegando la presunción de inocencia.

Posteriormente los congresistas salvaron al diputado Tomás Rivas, sobre quien pesa un proceso judicial por sus “caseros de oro”, caso que fue elevado a juicio oral y público. Rivas dijo que ha presentado elementos de descargo que “demuestran que las filmaciones presentadas en medios de comunicación fueron editadas”.

“Niego haber cometido delito alguno, niego que mis asistentes no cumplan una función”

Otro pedido de pérdida de investidura que fue al archivo fue el del diputado Ulises Quintana, quien fue procesado por su supuesto vínculo con Reinaldo Cabañas, actualmente investigado por narcotráfico.

El mismo durante su defensa manifestó que la Fiscalía ha sido irresponsable en la investigación que a un año de haberle privado de su libertad, se dan cuenta que no existían tales imputaciones.

EFECTO PARA EL PAÍS
El analista económico Stan Canova manifestó que la figura de la inmunidad parlamentaria se usa de mala fe y que últimamente en el país todos los días salta algo nuevo sobre corrupción.

Explicó que esto podría afectar económicamente al país especialmente a nivel internacional ya que las calificadoras de Nueva York como Moodys, Standard and Poor’s (S&P) y Douglas Peterson, podrían bajar la calificación del país a estable o negativa.

Eso perjudicaría al país ya que actualmente se tiene una calificación positiva, a punto de llegar al grado de inversión y en caso de que eso cambie posiblemente haría que los créditos de afuera cuesten más caros y los bonos por emitir también sean más caros.

También podría gustarte