Importadores preocupados por rápida subida del dólar

Piden que el BCP tome medidas claras

El tipo de cambio del guaraní con respecto al dólar está llegando a niveles realmente preocupantes con una galopante subida en los últimos días. La situación preocupa a los importadores, pues las compras están completamente dolarizadas, lo cual genera un mayor precio de las mercaderías en el mercado local

BCP
Neri Giménez, presidente del Centro de Importadores del Paraguay (CIP), consideró que la situación es “muy preocupante” y que el Banco Central del Paraguay debe dar señales claras al mercado de que no permitirá que esto se descontrole, a través una fuerte intervención de la moneda norteamericana en el mercado.

“Si la situación continúa sin una intervención clara del Banco Central, esto agravaría la posición de todas las empresas productoras, industriales, importadoras y de servicios. Colateralmente la economía ya muy resentida se vería más perjudicada aún y se podría volver impredecible el futuro de nuestro mercado”, expresó Giménez.

El presidente del gremio dijo que ya han solicitado medidas y están insistiendo con las autoridades del Banco Central para que la banca matriz pueda intervenir en la brevedad posible o por lo menos dar señales claras de que el mercado paraguayo está muy resentido económicamente en el consumo y que esta galopada del dólar irá agravando la situación.

Insistió en que como agente responsable del sistema monetario paraguayo el BCP tiene la responsabilidad de dar un mensaje claro para que realmente exista una previsibilidad en cuanto al manejo empresarial, comercial, industrial, incluso agrícola, etc.

Indicó que inquieta mucho al sector la coyuntura, ya que no estaba previsto en ninguno de los análisis y recordó que la entidad rectora del manejo cambiario y control de la moneda es el Banco Central del Paraguay y que en su rol, este debería intervenir con mayor fuerza en el mercado o por lo menos dar señales de que tiene el poder y la capacidad para constituirse en un verdadero ente regulador y no dejar mucha libertad a los agentes económicos.

Es sabido que en este tipo de situaciones de tendencias muy marcadas de subida en el precio de la moneda norteamericana, muchos agentes congelan sus dólares sin moverlos y sin invertir a la espera de que los mismos incrementen su valor por sí solos.

Sobre esto, Giménez refirió que siempre habrá situación de mucha especulación, y que con la subida del dólar a los niveles actuales, se desalienta la oportunidad de tener un país más competitivo, predecible y dinámico.

También puntualizó que esta situación no solo afecta al gremio de importadores sino a la economía en general porque genera un “efecto dominó” al inflar los precios en productos importantes que son importados, como la materia prima para las industrias o los insumos necesarios para las plantaciones de soja y otros productos agrícolas.

“Es un elemento que preocupa bastante a todos los gremios en general y creo que el gobierno tendría que tomar en cuenta estas medidas que preocupan a todos los empresarios paraguayos y buscar elementos de corrección para que el dólar no se dispare como está ocurriendo ahora. Esto se está volviendo bastante complicado para todos”, refirió.

El gremialista consideró que el sector más afectado por esta subida del dólar es de las importaciones teniendo en cuenta que la totalidad de los productos se compran con la moneda extranjera.

En lo que va del año, el BCP intervino en el mercado con un total de US$ 1.053 millones con el objetivo de mantener el dólar estable. Sin embargo la banca matriz no ha lograd ese comeido ya que el tipo de cambio subió bastante con respecto al cierre del año pasado y especialmente en las últimas semanas.

COMPRAS  DE FIN DE AÑO
Por su parte, Manuel Fronciani, vicepresidente del CIP enfatizó que esta coyuntura afectará de manera especial a las compras de fin de año, ya que en esta época los importadores compran o hacen los pedidos los productos a venderse en el mes de diciembre por las fiestas.

Fronciani también refirió que el efecto llegaría inclusive al sector de servicios, poniendo como ejemplo que los reaseguros internacionales que pagan las empresas están fijadas en dólares.

INCERTIDUMBRE
Al margen de los factores internos, en el mundo persiste una gran incertidumbre por cuestiones como el Brexit o la Guerra Comercial entre China y Estados Unidos, lo cual genera que los inversores a nivel mundial retengan sus dólares para poder resguardarse.

Esta falta de movimiento del dólar genera una menor oferta de la moneda en el mercado y por ende un mayor precio.

En el mercado local, a esta situación internacional se le debe sumar la baja en las exportaciones que hubo este año, con lo cual hubo un menor ingreso de dólares por ende una menor oferta a nivel local.

Cabe resaltar también que al principio del segundo semestre los importadores, ante una esperanza de mejoría en el consumo hicieron muchas compras en el extranjero, con lo que hubo también una “fuga” de dólares lo cual también pudo haber impactado, aunque en en menor medida, en la oferta de dólares.

También podría gustarte