La belleza sigue siendo prioridad para la gente

Desafío radica en mantener la calidad de los servicios ofrecidos

La desaceleración económica ha afectado a diversos rubros de la actividad económica nacional, en donde el consumo es uno de los principales rubros impactados. A pesar de esto, el flujo de clientes en las peluquerías continúa gozando de buena salud, gracias al ingenio y a la calidad de sus servicios.

Dino Gallitelli, propietario de Dino Haute Coiffure mencionó que no se puede negar que hay una desaceleración. En su caso particular, las peluquerías mantuvieron siempre como prioridad la calidad y excelencia de los servicios, con buenos profesionales, lo que en estos momentos se nota. “Cuando la gente anda con menos efectivo, tal vez se busca lo que sea más conveniente, pagando un precio diferenciado pero que realmente te brinde lo que uno busca”, detalló.
Así expresó que en el target con el que trabajan hay una merma, pero no tan significativa como tal vez se presenta en otros negocios. “Este año estamos bien, pero no creo que superemos el anterior”, dijo.

Detalló que el hecho de trabajar tantos años con seriedad, utilizando los mejores productos y capacitando a todos los funcionarios constantemente, les ha permitido que en estos momentos de dificultad económica, la gente prefiera siempre los servicios de la empresa.

Para Dino, desde septiembre, en donde parece que todo florece con la primavera, empiezan los meses buenos, seguidos de octubre y noviembre. A fin de año, comentó que ya se acumulan actividades sociales como colaciones, fiestas de fin de año, en donde la mujer necesita producirse y aumenta el flujo de clientes. Luego están los casamientos y las fiestas de orden familiar, que crean un mercado interesante a lo largo del año.

LA SANTA
Por otra parte, Rossana Suárez, propietaria de La Santa explicó que mucha gente dice que la peluquería no es de primera necesidad, pero esto depende de diversos factores. Si una persona trabaja en un lugar en donde la imagen es lo primordial, entonces esta sí será una prioridad.

Hace tres años empezó a tener mucho auge los salones de belleza, lo que hizo que hoy las personas acudan con mayor asiduidad a la peluquería, no solamente para cuidados del pelo.“Lo que se mantiene siempre a lo largo del año es la manicura, a pesar de la gran competencia que existe en el rubro, en donde el desafío es conservar la calidad y la excelencia de los servicios, no solo en cuanto a los productos utilizados, sino también en el nivel de los profesionales. Todo esto es parte del crecimiento de la empresa. A pesar de todo esto, la recesión se siente en el negocio”, refirió Suárez.

De igual manera dijo que la situación que atraviesa toda la economía es una oportunidad excelente para los negocios, obligando a que se reinventen. “Detrás de una falta, nace una necesidad. Personalmente busco todos los días crear algo nuevo para cada mujer que ingresa a mi salón. A pesar de que no es fácil, debemos reinventarnos”, recalcó.

También podría gustarte