Lluvias dan esperanza para sembrar, pero las invasiones frenan los trabajos

El fin de semana se vivieron unas lluvias intermitentes en todo el país, que beneficiaron de gran manera a los productores de soja quienes festejaron poder sembrar lo que les faltaba. Esto dio un poco de esperanza a los productores de granos, sin embargo, muchos siguen en alerta debido a la ola de invasiones que existe actualmente.

“No se puede iniciar con los trabajos de siembra, muchos ni siquiera pueden continuar lo que ya empezaron porque los ocupadores cada vez son más numerosos y amenazan o violentan a los propietarios”, indicó Dionisio Hildebrand, representante de la Coordinadora Agrícola del Paraguay, filial Caaguazú.

Explicó también que en el distrito de Repatriación, Caaguazú, campesinos de la comisión vecinal 3 de Octubre ocuparon una propiedad de 132 hectáreas pertenecientes a David Neufell, pero no solo eso, sino que también cerraron un camino que conduce a 22.000 hectáreas que pertenecen a más de 150 familias productoras de la zona, esto según el último informe de la Unión de Gremios del Paraguay (UGP).

“Es terrible que no nos dejen pasar a las tierras que adquirimos comprándolas de terceros, tenemos todos los papeles y pagamos los impuestos inmobiliarios. Es una pena que no nos dejen ingresar para trabajar”, expresó.
Por otra parte, manifestó que se espera que la Fiscalía actúe lo antes posible para desalojar a esas personas de las propiedades. “Esperamos que actúen lo antes posible, porque tenemos que empezar a sembrar ahora si no queremos perder el año”, apuntó.

Pequeños productores también son perjudicados. Asimismo, en las varias comunidades del departamento de Itapúa, productores de soja de menos de 10 hectáreas son invadidos por un grupo de personas que se oponen al cultivo.

“Hace 90 días que estánen nuestra propiedad y la justicia no actúa. Tenemos mucho trigo para cosechar y si no lo hacemos ahora, perderemos nuestro cultivo y nuestras ganancias”, contó César Ettwer, productor de 8 hectáreas en Alto Verá. Julio Hortman, de Edelira, comentó que desde hace casi dos meses sus tierras están ocupadas. “La Fiscalía prometió proceder en estos días, pero no sé bien qué pasará”.

También podría gustarte