Situación actuarial de la Caja Bancaria en déficit

Estiman en US$ 273 millones el desfinanciamiento

Recientemente el Banco Central del Paraguay hizo público a través de su boletín estadístico un informe de la situación actuarial de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Empleados Bancarios y Afines, elaborada con consultoría de la Universidad Nacional de Asunción.

El mismo consiste en una proyección de los riesgos a futuro en un plazo de treinta años que está elaborado según parámetros técnicos sobre los balances actuales y su relación con ciertas variables.

Se tienen en cuenta cuestiones como el promedio de expectativas de vida y los gastos en promedio que tendría la Caja en el mencionado periodo de tiempo, con el objetivo de que tanto el ente regulador como las autoridades de la institución tengan información y herramientas adecuadas para poder actuar y construir políticas que lleven a un mejor rendimiento.

La estimación proyecta un déficit de U$S 273,5 millones de dólares, calculados al tipo de cambio del 28 de diciembre de 2017 que es de G. 5.900.

El déficit estaría explicado por variables como beneficios irrevocables con valor aproximado de U$S 543,5 millones, beneficios a conceder con valor aproximado de U$S 310 millones, devolución de aportes (obreros) por retiro del sistema con un valor aproximado de U$S 38 millones y devolución de aportes por fallecimiento con valor aproximado de U$S 4 millones.

Autoridades de la Superintendencia de Bancos indicaron que lo que el Banco Central hizo es tratar de “marcar poco la cancha” a través de una mejor calidad de información y las regulaciones adecuadas para solucionar el déficit a futuro.

“El Directorio del BCP sacó 11 normas que regulan a la Caja y que hoy están en la página web del BCP. Están relacionadas a gestión de riesgos en la generalidad de los casos y otras que guardan relación con el cálculo actuarial”, expresó Patricia Capurro, gerente de Supervisión de la SIB.

Además, desde la Superintendencia de Bancos indicaron que actualmente existe una resolución que fue judicializada por la Caja, la cual tiene el objetivo de un mejor rendimiento del dinero de los aportantes, haciendo que los gastos administrativos y otros gastos sean cubiertos únicamente con dinero de las utilidades de la caja para que el dinero de los aportes sea solamente utilizado para el pago a los jubilados y así se pueda lograr a futuro salvar a la institución del terrible déficit para el que se perfila.

También podría gustarte