Única máquina de esterilización ya opera

Vida útil de los alimentos se extiende hasta seis años

La empresa Healthy Grains viene trabajando en el país, innovando en la producción de todo lo que abarcan los “super foods”, obteniendo certificaciones internacionales que le permiten colocar sus productos en el extranjero. Además ya cuentan con tecnología de esterilización de alimentos, que prolonga la vida de sus productos e incrementa sus exportaciones.

Marcelo Demp, presidente de Healthy Grains S.A., comentó que la empresa invierte mucho en lo que es tecnología, buscando innovar y seguir las tendencias. “El mercado cada día está más exigente, por lo que hemos traído hace un año una máquina de Canadá, teniendo la exclusividad en Sudamérica. Esta permite la esterilización de alimentos. Vender nuestros productos al mundo sin patógenos ni microbiología, hace que nos olvidemos de cualquier contaminación que pueda haber en el origen, tránsito o destino”, señaló.

Esta es la única tecnología que está validada por la FDA en Estados Unidos. “Asegurando esto, permitimos que la vida útil del alimento se extienda. Normalmente estos duran 18 meses, entonces el importador europeo no puede comprar en grandes cantidades porque tendrá un corto plazo para vender. La vida útil de un alimento esterilizado que va empaquetado en un sistema especial se extiende hasta seis años”, explicó Demp.

Siguió comentando que de esta manera, un comprador que anteriormente compraba en pequeñas cantidades, ahora puede comprar más porque tendrá mayor tiempo para venderlos, y así otra vez tiene la tranquilidad y seguridad de que ese alimento no será retirado de la góndola, en caso de que se dé una contaminación cruzada.

El presidente refirió además que cuentan con certificaciones que no tiene nadie en Sudamérica, y que les permite acceder a múltiples mercados internacionales. “Una de ellas por ejemplo, la BRC sobre los puntos críticos de control que se tiene en la planta, y permite vender en los supermecados de Europa”, destacó.

PROYECTOS
Con el gobierno anterior y con el actual, están trabajando en acuerdos público-privados, buscando opciones para diversificar la agricultura familiar. “Esta incluye al pequeño productor, esposas e hijos, y hay 320.000 familias que alcanzan a más de un millón de habitantes y están en situación de extrema pobreza, a las que hay que darles rotación de cultivos que le sean rentables” refirió Demp.

Siguió comentando que estos actualmente no tienen el terreno mecanizado ni tienen una empresa que le pueda asegurar la compra de los productos que puedan llegar a plantar.

“Allí es donde Healthy Grains puede formar un papel muy importante con el gobierno, en donde podamos dar la asistencia técnica, las semillas y principalmente un contrato en el que aseguren la compra del cien por ciento de lo que lleguen a producir”, explicó.

Opinó que de esta forma el productor, antes de sembrar, ya sabe a qué precio va a vender, cuánto va a ganar, como también podrá calcular sus costos y proyectarse en lo que piensa gastar en el resto del año.

También podría gustarte