Alexandre Bessa: “Cartes forma parte de un esquema criminal”

Delegado cuenta detalles sobre su investigación en el “Operativo Patrón”

Alexandre Bessa es el nombre del delegado (Coordinador de investigaciones) de la Policía Federal brasileña cuyo trabajo dio al juez Marcelo Bretas elementos que lo llevaron a decretar la prisión preventiva del expresidente Horacio Cartes y otros paraguayos dentro del llamado “Operativo Patrón”, un desprendimiento de la causa Lava Jato. Habló en exclusiva para 5días y dio detalles de esos tres meses de arduo trabajo en los que descubrió todo tipo de conexiones.

Al hablar de sus hallazgos respecto del involucramiento de Cartes en esta investigación policial, confirmó que el mismo forma parte de una organización criminal que guardó dinero de Messer y se lo dio a este, mientras negociaba con él si era conveniente entregarse o no. Agregó que tenían contacto vía Whatsapp pero preferían comunicarse a través del empresario Roque Fabiano Silveira. Dijo además que HC tenía miedo de que Messer se entregara tras un arreglo por el cual pudiera obtener prisión domiciliaria y la promesa de no ser extraditado a Brasil, pero que el acuerdo, finalmente, no se cumpliera.

Dijo, además, que Cartes sabía que fue el empresario cárnico Antonio Joaquim Da Motta quien sacó a Messer de Paraguay en un vuelo privado hasta San Pablo, luego de haberlo mantenido en una estancia en la zona de Pedro Juan Caballero. Según las investigaciones pudo salir de nuestro país e ingresar al Brasil bajo la identidad falsa de “Marcelo De Freitas Batalha”.

El objetivo principal del operativo siempre fue el “doleiro dos doleiros”, sin embargo Bessa encontró evidencias que involucraban a importantes nombres empresariales y políticos de Paraguay. Descubrió que la actual novia de Messer, Mira Athayde y el conocido contrabandista de oro uruguayo residente en Brasil, Najun Azario Flato Turner eran los sostenes financieros y logísticos principales de Messer una vez llegado al Brasil. Estos lo ayudaron a sacar dinero de Paraguay. Athaybe incluso montó una empresa de fachada en EE.UU. y estaba a punto de viajar a Suiza.

Cogorno, el hombre de confianza

Otro nombre destacado es el del empresario ítalo-paraguayo Felipe Cogorno quien, según Bessa, era un hombre a quien Messer tenía absoluta confianza y de quien recibió ayuda durante su fuga en Paraguay. El delegado relató que la novia de Messer le entregó US$ 500.000 y que Cogorno los guardó en la casa de cambios Fe. Sin embargo, acotó que solo pudieron documentar la existencia efectiva de US$ 260.000 en esa cuenta, tras la entrega inicial. Dijo también que era José Valdez el nombre del funcionario encargado de efectivizar dinero cuando el prófugo brasileño lo necesitaba.

Agregó que Messer pidió a su abogada Leticia Bóbeda que fuera Felipe Cogorno su representante en las negociaciones para su entrega con el entonces ministro del Interior Juan Ernesto Villamayor. Bóbeda se negó ya que no quería que esto “le trajera problemas a Cogorno” y prefería negociar ella misma. Según Bessa, Messer no confiaba tanto en ella como en el empresario.

Dijo que “Juan Ernesto Villamayor quería hablar por teléfono con Darío Messer pero desistió porque tenía miedo de que se lo grabara y que saliera publicado en la prensa. Para evitar eso envió a José Bogado, su exsecretario, a negociar US$ 2 millones para su entrega”.

Respondiendo a las declaraciones de la abogada Leticia Bóbeda, quien habló de manipulación de conversaciones de Whatsapp por parte de su equipo investigativo, Bessa dijo que “era un absurdo” y que “no podían poner todas las conversaciones o frases dentro de la carpeta investigativa porque debían centrarse en aquello que hiciera alusión directa a algún crimen”.

No quería ser extraditado

Además, reafirmó que Villamayor, a través de negociaciones con Bóbeda, también habría cobrado US$ 600.000 para evitar la extradición a Brasil del contrabandista Luis Henrique Boscatto. Sobre Messer, dijo que en el tramo final de su fuga en Paraguay, sufría amenazas y extorsiones permanentes de personas que le pedían dinero a cambio de no entregarlo a las autoridades y que estaba cansado de pagar para seguir oculto.

El delegado Alexandre Bessa termina la entrevista contando que el “hermano del alma” de Cartes declaró: “En Paraguay, tarde o temprano habría sido secuestrado. En Brasil podía terminar en la cárcel. Prefería ir preso”.

Bessa aclaró que, en Brasil, un juez puede otorgar a la Policía Federal la posibilidad de arrestar a alguien antes de la apertura de un proceso penal. Es el caso del pedido de captura de las personas investigadas en el “Operativo Patrón”. Pero agregó que es muy poco probable que un magistrado solicite detenciones si no considera que la evidencia presentada es sólida.

Desde el momento de un arresto, el delegado tiene 15 días más para cerrar su investigación policial y enviarla al Ministerio Público. Es así que la Fiscalía y el juez decidirán si abren una investigación judicial o no. Algo bastante probable en este caso.

Cartes contraataca

Los abogados brasileños contratados por el ex presidente de la República Horacio Cartes, que es objeto de una solicitud de arresto de Lava Jato en Rio de Janeiro, presentarán un hábeas corpus para solicitar la revocación de la orden de arresto del juez Marcelo Bretas.

Los criminalistas Edward Carvalho y Jacinto Coutinho llevarán la acción a la Corte Federal de la 2da Región. El dúo asistió a nombres involucrados en el caso Lava Jato como Leo Pinheiro, los contratistas OAS y Odebrecht, entre otros.

 

También podría gustarte