Cuidado de pieles ante clima caluroso

Flipper

Milva Estigarribia (48 años) y Mariana Estigarribia (41 años) lideran la segunda generación de la empresa Flipper. Las mismas comentaron que dicidieron continuar con el negocio porque les apasiona mantener las tradiciones familiares.

“Nuestras clientas son señoras que heredaron sus abrigos de piel de sus bisabuelas. Tienen muy dentro suyo preservar ese tesoro familiar que más que un valor económico tienen un valor sentimental. Nuestra cartera de clientes está integrada por señoras que lucen sus prendas para ocasiones muy especiales como ser una boda, un cumpleaños de quince, las fiestas de debut o aquellas que prevén un viaje a países muy fríos como Rusia, EE.UU., Canadá, Irlanda, Noruega o Alemania”, comentaron.

Flipper fue fundada en 1975 cuando el padre de ambas inició la empresa junto a su madre, con la fabricación al por mayor de prendas en jeans. En el año 2002 afectados por el contrabando tuvieron que dar un golpe de timón al negocio; en ese año comenzaron con la confección de uniformes empresariales en general. En el 2012, complementaron el servicio, con los bordados computarizados para sus colegas confeccionistas.

Actualmente el negocio ha evolucionado y hoy cuentan con la cámara de cámara de conservación para pieles auténticas y los servicios de peletería en general, donde se realizó una inversión aproximada de US$ 15.625. “Ofrecemos el servicio de conservación de abrigos de piel auténticos a una temperatura de 7 grados libres de humedad y de polvo, limpieza profunda de polvo de piel, de forro, bordado de iniciales, extracción de hombreras, colocación de ganchos peleteros, recompostura y venta de fundas protectoras de algodón”, explicaron.

Clima

El negocio nació debido a la necesidad que tenían los clientes de una propuesta como esta. “Por nuestro clima extremadamente caluroso y húmedo, hemos escuchado el testimonio de más de una clienta que nos contaban que como prevención le prendían el aire acondicionado a una temperatura de 15 grados a sus abrigos de pieles. Desesperadas nos traían la piel rota; y lastimosamente cuando el abrigo de piel se reseca ya nada se puede hacer”, detallaron.

En cuanto al protocolo de recepción de los abrigos, las mismas codifican frente a la clienta cada piel, detallando; el tipo de prenda; el nombre y apellido de la titular y la fecha de recepción. Ya que estas al ingresar a Flipper cuentan con seguro contra robo e incendio.

Finalmente comentaron que por sobre todo apuntan a la logística para atender a las clientas, quienes por lo general son señoras muy atareadas, empresarias, quienes depositan toda su confianza en el servicio pero no disponen de tiempo para llegar hasta el local. Por G. 11.000, IVA incluido, ofrecen el servicio de acercarse hasta el domicilio para hacer el retiro de las prendas e inclusive para el cobro mensual de sus cuotas que es de G. 114.000.

 

Dirección: Araucanos 333 Casi Amancio Gonzales             Barrio: Vista Alegre
Teléfono: (021) 55 55 71           Celular: (0984) 976-508


También podría gustarte