Empresarios critican desinterés del Gobierno

CIUDAD DEL ESTE

NOELIA DUARTE
Corresponsal CDE

La habilitación de la primera tienda Duty Free en Foz de Yguazú “movió el avispero” entre comerciantes y empresarios de Ciudad del Este, quienes mencionaron que el silencio del gobierno nacional al respecto no es la solución al impasse. Piden buscar fórmulas que ayuden a que la actividad comercial sea competitiva ante las opciones que se ofrecen en el vecino país.

Uno de los puntos más cuestionados es la reducción de aranceles que en varias ocasiones la Cámara de Comercio y demás gremios del microcentro han planteado al equipo económico nacional. En ese sentido, recordaron que las tiendas duty free del Brasil están con impuestos del 3 y 6%, con las que no se podrá competir con los costos que se tiene en el mercado local.

Asimismo, calificaron como “parche” la actualización de la lista de productos del régimen de turismo que se dio en agosto pasado, con una baja del 6% en impuestos que significa una reducción de U$ 1.700.000 al año, que dividido entre la cantidad de empresas que se tiene en la zona, es “prácticamente nada”.

“El Gobierno Nacional debe comprender que este silencio no corresponde, no pueden seguir con esta falta de interés. Nosotros presentamos un perfil para la reducción arancelaria, pero hay un descuido, una desatención a los requerimientos del comercio de frontera”, lamentó Juan Armando Santamaría de la Fedecámaras y el Centro de Importadores de Electrónica y Electrodomésticos del Paraguay (CIEEP).

De acuerdo a los datos entregados, en la zona son 400 mil personas que tienen empleo directo en la actividad comercial, el nivel de importaciones y el pago de tributos por esas operaciones están en riesgo si no se toman acciones inmediatas para salvar al comercio fronterizo.

UN DUTY FREE EN CIUDAD DEL ESTE

Un pedido que es reiterativo entre los empresarios esteños es la posibilidad de imitar la acción del Brasil, con la instalación de tiendas francas en el microcentro de Ciudad del Este, sin que las ventas sean para el consumidor local. La intención es aprovechar el aumento de la cota a U$ 500 dólares, porque si no hay competitividad, no sirve de nada.

“Cuando el Brasil instaló sus tiendas francas en las ciudades fronterizas, se habló que los países limítrofes también podrían hacerlo. Eso se dio a nivel de acuerdo del Mercosur”, expreso Santamaria.

Jorbel Jacson Griebeler, otro de los impulsores del duty free en Ciudad del Este, dijo que este es el momento clave para salvaguardar los puestos laborales y la recaudación de impuestos que se genera desde esta región para el país.

“Tenemos que tener las condiciones adecuadas para seguir en la actividad comercial en la frontera, queremos que el Gobierno se movilice, queremos estar en las mismas condiciones con los demás comercios de la frontera, ¡queremos free shop ya!”, expresó el empresario.


También podría gustarte