Infraestructura penitenciaria y George Orwell

STAN CANOVA
@stancdv

ANALISTA ECONÓMICO

El Ministerio de Justicia es quien tiene el own­ership de la Administración de los 15 Centros Penitenciarios de nuestro país mediante su Di­rección General de Estable-cimientos Penales (DGEP) : 1 Penitenciaría PJC ; 2 Penitenciaría Regional Concepción ; 3 Penitenciaría Region­al San Pedro ; 4 Penitenciaría Juana Ma. De Lara [Mujeres] ; 5 Penitenciaría Regional CDE ; 6 Penitenciaría Regional Villarrica ; 7 Peniten­ciaría Regional Encarnación ; 8 Penitenciaría Regional Misiones ; 9 Penitenciaría Regional Coronel Oviedo ; 10 Centro Educativo Itaguá 11 Penitenciaría La Esperanza ; 12 Penitenciaría Nacional Buen Pastor ; 13 Penitenciaría Nacio­nal Tacumbú ; 14 Penitenciaría Nacional Em­boscada; 15 Penitenciaría Juana De La Vega.

En términos de seguridad primeramente salta la baja calidad en los diseños arquitectónicos de estas instituciones donde en muchos casos se reduce a “tinglados con rejas divisorias” no así un diseño con estándares de seguri­dad/diseño de primer mundo [que dejemos de pensar que son cosas inalcanzables]. Segundo, la tecnología que se utiliza en términos de CCTV [incluyendo cámaras de visión nocturna] y de sensores de movimiento subterráneo [cómo lo usan los bancos para controlar intento de robo de bóvedas] son has­ta conceptos que ni pasarían por Dirección.

Ante estas dos debilidades [para ser diplomáti­co en mi queja] el Ministerio de Justicia tiene direcciones como : 1- Dirección General de Planificación y Desarrollo Institucional + 2- Dirección de Obras e Infraestructuras que deberían ir planificar/remodelar más allá de tinglados y rejas ; una 3- Unidad Especializada en TICs que debería hacer presencia con sus TICs en las 15 dependencias que administra y por ultimo una 4- Dirección de Contrata­ciones que debería pedir más instrumentos de control en su pliego de bases y condi­ciones. Tal vez leer la novela 1984 de George Orwell inspire a todos los Directores de esas dependencias del Ministerio a re direccionar sus tareas; los funcionarios y residentes de las penitenciarías deben ser controlados 24/7 con la mejor tecnología existente -con el mejor protocolo de fallas/vandalis­mo-. Utilicemos mejor nuestros Recursos.

También podría gustarte