Kobe Bryant, un gigante también en los negocios

Exjugador de los Lakers se convirtió en un empresario exitoso

Expansión, España

La prematura muer­te del exjugador de Los Angeles Lakers, Kobe Bryant a los 41 años, supone el adiós a un mito del deporte mun­dial, pero también la desa­parición de un empresario emergente y un prometedor hombre de negocios.

Bryant lo logró casi todo con un balón, pero su am­bición iba mucho más allá de las canchas y desde muy pronto dio muestras de que su futuro, una vez finaliza­da su carrera como depor­tista profesional, iba a estar en los despachos.

En 2013, el escolta decidió seguir el ejemplo de otro ídolo angelino, Magic Jo­hnson, que en 1987 puso en marcha su propia firma de inversión, y cofundó la empresa de capital riesgo Bryant Stibel junto con el fundador de Web.com, Jeff Stibel. La compañía cuenta a día de hoy con más de US$ 2 mil millones en activos y ha invertido en docenas de compañías de tecnología, medios y datos a lo largo de estos años.

También es accionista de Epic Games, creador del vi­deojuego Fortnite, la firma de pagos digitales Klarna y la marca de productos para el hogar The Honest Com­pany.

Antes de dar el paso de fun­dar Bryant Stibel, el depor­tista contactó con Chris Sa­cca, fundador de Lowercase Capital, un fondo de capital de riesgo que invirtió en las primeras etapas de firmas como Twitter, Uber o Insta­gram.

Bryant contó sus planes a Sacca y le pidió consejo sobre cómo iniciarse en el mundo del venture capital. El empresario no le tomó demasiado en serio y le recomendó unos cuantos libros, vídeos, podcast y charlas TED esperando que con eso bastara para saciar su curiosidad. “Durante los siguientes dos meses siguió llamándome y enviándo­me mensajes a todas horas del día queriendo discutir sus reacciones a capítulos e ideas específicas”, dijo Sacca.

Por su cuenta, Bryant tam­bién ganó millones de dó­lares con su apuesta por la marca de bebida deportiva Body Armor. Su inversión inicial de US$ 6 millones y creció hasta los US$ 200 millones después de que Coca-Cola tomara una par­ticipación en 2018.

En 2016, fundó Granity Studios para llevar a la gran pantalla historias sobre el mundo del deporte. Escri­bió y narró un cortometraje llamado Dear Basketball, que ganó un Óscar. El tercer pilar de su estrategia como empresario fue su marca personal. La Mamba Ne­gra, como se le conoce en el mundo del baloncesto, ha construido su imagen como atleta profesional al lado de Nike. Bryant firmó su primer acuerdo con Nike en 2003, junto con LeBron James y Carmelo Anthony. Desde entonces sus cami­nos no se han separado.

También podría gustarte