La neolengua en la sociedad y la política

HÉCTOR SOSA GENNARO
SOCIO CLUB DE EJECUTIVOS

La neolengua implica un concepto de perversión del lenguaje, para manipularlo y dirigir el pensamiento de las personas a las cuales se orienta.

El término nace con la novela de George Orwell en 1984, que trata sobre la influencia que puede tener el manejo de la dialéctica en miembros de un partido político.

En el ámbito político la idea es orientada a sustituir los viejos discursos con ideas “progresistas”, de manera a poder vender las ideologías que se pretenden imponer, evitando el uso de la fuerza y utilizando la persuasión mediante el miedo o el engaño, como es el caso de Venezuela o Cuba.

La manipulación del lenguaje tiene por objeto maquillar el verdadero mensaje que se quiere dar, desviando
de esta forma el fin que se percibe.

Por ejemplo, reemplazar la palabra “recortes con reforma”, la primera implica la disminución de algo, mientras
que la segunda significa mejorar o reestructurar que es otra cosa.

En el ámbito social estamos siendo bombardeados permanentemente con la supuesta decadencia de conceptos
tales como la protección de la vida, la utilización del término “interrupción del embarazo” para evitar la palabra aborto, y de esta forma relajar el concepto de que se está eliminando a un ser humano.

Definitivamente, y esto viene pegado a la cuestión cultural, es importante que el ciudadano se comprometa con
las cuestiones de interés nacional, para evitar caer en los mecanismos de seducción verbal, con falsas
ideologías que atentan contra la esencia .0del deber ser de una sociedad.

También podría gustarte