Método de alimentación por ciclos de tiempo

El ayuno intermitente incrementa la quema de grasa

Muchas veces cuando una persona va al médico a rea­lizare controles, este pide al paciente permanecer en ayunas, un modelo de alimentación que va por ci­clos, con periodos de ayuno y de comer.

La licenciada en nutrición, Leticia Melgarejo, señaló que estrictamente hablando no es una dieta, sino más bien un programa de comidas.

“No se trata de pensar con precisión qué tienes que comer, sino de centrarte en cuándo comés. Durante el ayuno no se debe ingerir nada sólido, sí líquido como infusiones o café”, manifestó. 

Mencionó que para las personas que lo realizan porque buscan desin­toxicar el organismo por salud o porque desean perder peso, resulta ser un método definitivo.

Melgarejo resaltó que exis­ten varios tipos de ayunos o métodos, pero están los más populares, por ejemplo el método 16/8, que se cono­ce como el “Leangains”, con el se puede comer durante ocho horas y ayunar duran­te 16. En pocas palabras, el periodo de ayuno normal incluye el sueño y unas horas más, se puede saltar el desayuno, por ejemplo y hacer la primera comida al mediodía y seguir comien­do hasta las 8:00 horas.

El 20/4 es con intervalos de alimentación de cuatro ho­ras y un ayuno de 20 horas. Por ejemplo, se puede comer entre las 14:00 y las 18:00 horas cada día y ayunar du­rante las 20 horas restantes. Normalmente esto conlleva hacer una o dos comidas pequeñas durante este in­tervalo de tiempo.

Acerca de los beneficios afir­mó que el ayuno intermiten­te mejora la sensibilidad a la insulina, sobre todo en com­binación con ejercicio.

“Esto es muy importante para la gente que tiene pro­blemas de peso porque los niveles de insulina bajos se relacionan con una mejor quema de grasa. Otros de los beneficios es que ayuda a la pérdida de peso y grasa cor­poral, incrementa la quema de grasa, también podría corregir la diabetes tipo 2, mejora la lucidez y concen­tración, aumenta la energía, posibilita la disminución de colesterol en la sangre y prevención de enfermeda­des como Alzheirmer. Ayu­nar ofrece muchas ventajas únicas que no tienen las dietas clásicas”, sostuvo la profesional.

Acotó que lo aconsejable es la persona que hace el ayuno lo pueda realizar dos veces a la semana, sin embargo, si quiere puede tomarlo como un estilo de vida, eso ya dependería de cada organismo.

“Luego del ayuno lo ideal sería que la persona que va a empezar a consumir ali­mentos sea bien selectiva, se debe optar por algo sa­ludable y bien equilibrado, ricos en fibra como frutas, verduras, legumbres, pro­teínas de calidad y grasas buenas como aceites vege­tales, frutos secos y aguaca­te”, concluyó Melgarejo.

También podría gustarte