Pasión por cortes lo acercan a profesión

Barbarians

Juan Martínez castillo
[email protected]

 

Javier Romero eligió desde temprana edad su profesión, tras desarrollarse al lado de profesionales en el tema, decidió emprender su camino personal y abrió su barbería propia denominada Barbarians.

Romero tiene 30 años y trabaja en el rubro desde hace 14. “Cuando uno empieza siempre sueña con independizarse, y así estuvo la idea siempre en mente, aunque tardé mucho en decidirme. Primero que nada empecé muy joven, a los 16 años, siempre me gustó, hice otras cosas pero nunca dejé esto porque me apasiona”, mencionó. Barbarians nace hace tres años, después de trabajar en distintas empresas del rubro del cuidado de la imagen masculina, Javier decidió lanzarse por sí mismo a algo nuevo. “Al repetir éxito en tantas empresas me dije que iba a tener éxito con algo propio”, comentó.

El emprendedor cuenta con un local que apunta netamente a hombres, y para ellos no cuenta con un rango de edad. “No ponemos límites, tenemos clientes de un año, y personas de edad mucho mayor que se acercan al local”, especificó Javier.

En la peluquería realizan corte de pelo, barba, masajes, limpieza facial, manos y pies. Los pedidos más solicitados son los cortes y la barba, que se realizan a G. 50mil y G. 30mil respectivamente. Para todo brindan un ritual especial y brindan distintas opciones al cliente, además de tragos.

El propietario de Barbarians habló de un progreso gradual y efectivo, iniciando de a poco y buscando realizar mejoras en el camino. “En el transcurso del año iba comprando las cosas, hasta que apareció algo más lindo e hice un préstamo. Para empezar se realizó un aproximado de G. 45 millones”, acotó.

EVOLUCIÓN

Tras años con las puertas abiertas, Javier apuntó a que las mejoras son fácilmente reconocibles, principalmente en la cantidad de personas que atienden, los servicios que prestan y el personal en general. “Hoy estamos mejor, hay más compañeros, más servicios, la idea es seguir creciendo de a poco. Mucha gente está con grandes locales y la competencia es difícil pero de a poco se hace”, subrayó.

El negocio en sí nació con la ayuda de varios compañeros, y pensó en distintas variantes para el nombre, y terminaron inclinándose por un equipo profesional de rugby del Reino Unido. En la empresa trabajan hoy día cinco personas incluido el propietario. Según palabras del mismo, la diferenciación de Barbarians con el resto apunta al trato. “Buena onda, esa es la clave. Tratamos de ofrecer algo personalizado, ambiente agradable, que sea más que nada un encuentro de amigos, no algo formal. Buscamos que la gente venga a relajarse, tomar algo y hablar. Un encuentro de amigos”, describió.

Javier explicó que hoy día ve al salón como siempre lo imaginó, después de empezar desde abajo, y en el futuro cercano, la idea es expandirse con una sucursal. “Queremos otro lugar, e incluso crear una academia de manera a formar profesionales. Dar oportunidad a la gente que le gusta el rubro”, indicó.

Para los que desean lanzarse de manera independiente, Romero dice que el esfuerzo vale la pena. “Siempre van a haber obstáculos, pero si se tiene algo en mente uno lo puede lograr. No hay que dejarse caer por las adversidades. Estuvimos a punto de cerrar, y hoy aquí estamos, siempre se puede”, concluyó.

 

Facebook: Barbarians                 Instagram: @barbariansbarbería               Contacto: (0992) 415-697
Dirección: Dra. Serafina Dávalos c/ De la Victoria


También podría gustarte