Turismo interno contemplado desde las alturas

Los cerros son una propuesta más para los aventureros

La adrenalina de subir a un cerro hasta la cima es una experiencia que toda persona amante de las alturas desea realizar.

Juan José Girasek, excursionista y mochilero paraguayo, comentó que lo principal que una persona debe hacer es mentalizarse en llegar, porque existen cerros que llevan mucho tiempo escalar hasta la cima.

“Utilizar ropa cómoda es esencial para subir, también es importante el tipo de calzado que se utilizaría, en lo posible uno que tenga buen agarre en la suela y que no sean planos porque corre el riesgo de resbalarse, además es esencial llevar comida como alguna fruta o algo para hacer pasar el apetito”, resaltó.

Si la idea es acampar, recomendó ir más preparado, llevar abrigos porque suele hacer frío cuando oscurece, unas almohadas y frazadas.

“Para hacer una fogata, primeramente uno debe asegurarse que sea un lugar permitido. Alguna pastilla de alcohol sería ideal para que sea más fácil y siempre una bolsa de basura para recoger todo”, manifestó Girasek.

Para finalizar, el excursionista eligió al más desafiante y alto, el Tres Kandú, como destino a escalar. “La verdad que cada cerro tiene su atracción y es genial poder escalar cada uno de ellos, cada vista es hermosa, pero si me dan a elegir, me quedaría con el Tres Kandú. cuesta bastante subir pero la vista es genial, a veces comparo la vida con una subida, que es cuesta arriba pero tiene su recompensa al llegar y sentir el viento y mirar esas espectaculares panorámicas, no hay mejor satisfacción”, concluyó.


También podría gustarte