Acuerdo Automotor Histórico

ABOGADO ÓSCAR
MERSÁN DE GÁSPERI
DIRECTOR, M360

Esta semana se ha firmado el acuerdo automotriz con la República Federativa del Brasil, un hecho histórico por medio del cual se plasman las bases, condiciones y beneficios para las autopartes y vehículos que son producidos en nuestro país y exportados al Brasil.

Considero importante para todos los lectores explicar tres aspectos importantes que sirven para aclarar el significado de este acuerdo:

1. ¿POR QUE FUE FIRMADO?

Desde el inicio del Mercosur, los bienes producidos para el sector automotriz han sido excluidos y tratados “por separado” a los demás bienes en los que sí fue posible establecer un arancel “0” entre los estados partes y un Arancel Externo Común.

Si bien en el año 2.000 ha sido pactada una Política Automotriz del Mercosur (PAM), no fue posible darle continuidad a su implementación debido a las diversas particularidades y desproporciones existentes entre los socios principales, Brasil y Argentina. Esta situación motivó la celebración de acuerdos automotrices bilaterales entre los paises miembros del Mercosur, sin embargo, Paraguay no contaba con ningún acuerdo de este tipo sino hasta el año 2.019 cuando lo firma con Argentina y esta semana con el Brasil.

2. ¿QUÉ ES LO QUE SE PACTÓ?

Este tipo de acuerdos contiene elementos fundamentales que son los siguientes: a) los tipos de producto beneficiados; b) las reglas o normas que deben cumplirse para que el producto ingrese al país de destino exonerado de aranceles de importación (normas de origen) y, c) un monto o cantidad límite anual de importación con acceso a los beneficios pactados (cupo o cuota de importación).

Los productos incluidos son: automóviles y vehículos comerciales livianos (hasta 1.500 kg de carga), Ómnibus, Camiones, Tractores, Chasis, Remolques, Carrocerías, Maquinas Viales autopropulsadas y autopartes. Las motocicletas no se encuentran incluidas en el acuerdo.

En cuanto a las normas de origen, la exigencia común llamada Índice de Contenido Regional (ICR), consiste en que los productos fabricados deben contener un porcentaje de materias primas provenientes de países del Mercosur. Ej. En caso que la norma de origen exija un ICR del 50%, si el valor de exportación del producto final es de 100 U$D, el mismo debe contener materias primas provenientes de los estados parte por un valor de 50 U$.

En lo que hace a las autopartes fabricadas en nuestro país se ha establecido una escala anual donde se establecieron cupos e ICR desde el 2.020 hasta el 2.027 (incluso para los productos fabricados bajo el régimen de maquila).

Así también se establecieron normas preferenciales de origen para productos preferenciales producidos bajo el régimen de maquila con ICR menor al 50%.

En cuanto a los vehículos fabricados en Paraguay, los mismos podrán ingresar al Brasil libres de aranceles de importación en base a los siguientes cupos e índices de contenido regional.

Se estableció una regla diferenciada para los vehículos con sistemas de propulsión alternativa donde Paraguay tendrá un ICR menor en los primeros 5 años de vigencia del acuerdo.

3. ¿CUÁL ES SU IMPACTO?

La firma de este acuerdo da seguridad jurídica y tranquilidad a más de 10.000 personas que hoy se encuentran trabajando en fábricas que producen autopartes para montadoras de vehículos ubicadas en Brasil, Argentina y otros países en Latinoamérica.

En cuanto al Mercosur, es una gran demostración que nuestro país es y será parte fundamental y estratégica en las cadenas productivas que nuestros vecinos necesitan para obtener mayor dinamismo en sus economías y lograr mayor competitividad en la oferta de sus productos a nivel mundial.

Por último, esta plataforma jurídica servirá sin duda para la atracción de nuevas inversiones que generarán miles de puestos de trabajo.

También podría gustarte