Cobardes

Juan Pablo Fernandez Bogado

@jpferbo

Hacer entender que una parte de la clase política y gran parte de la sociedad es cobarde al no enfrentar a grupos criminales, sectores oportunistas que viven de la maquinaria política y delincuentes organizados que lucran con el patrimonio nacional.

Un tema fundamental para sostener el futuro de la democracia en nuestro país, que se dará esta semana en la cámara de diputados, es el tratamiento de la ley de trazabilidad de fondos destinados a las campañas electorales y la norma que regula la publicidad de las declaraciones juradas de bienes de las personas que estén vincu­ladas con fondos públicos. Muchos me dirán que la palabra que describe este texto, tal vez, sea muy exagerada, pero al ver la referencia de su definición, me pareció el más acertado en los tiempos que vivimos de transparencia hacia lo público. Hacer entender que una parte de la clase política y gran parte de la sociedad es cobarde al no enfrentar a grupos criminales, sectores oportunistas que viven de la maquinaria política y delincuentes organizados que lucran con el patrimonio nacional.

Ser un cobarde tiene dos significados, por un lado es la persona que siente miedo ante situaciones difíciles o muestra falta de valor para emprender acciones peligrosas o que conllevan cierto riesgo, o también se define como la persona que perjudica o hace daño de forma encubierta por carecer de valor; entonces me pregunto: ¿somos cobardes como ciudadanía por callar y permitir semejante atropello por temerosos o pusilánimes? o ¿son cobardes aquellos que nos están representando en el congreso y no quieren ser auditados? Es hora de entender que no podemos dejar a un grupo de organizaciones de la sociedad civil y algunos políticos nucleados en un frente, apoyados con fondos internacionales, levantar una bandera que nos pertenece a to­dos. Si no lo hacemos nos seguirán metiendo a los arribistas que buscan coaptar esos espacios para sus beneficios particulares y enriquecerse así cada vez más, en lugar de dar espacio a personas idóneas que buscan y luchan por el bien común a través de una política transparente.

Así que… ¡basta de COBARDES!


También podría gustarte