Distribuidores deben pagar impuestos adecuados

COMBUSTIBLES

El viceministro de Tributación, Óscar Orué, sostuvo que si bien los distribuidores no están evadiendo impuestos al importar nafta y combustible virgen y luego modificar el octanaje, se debe cumplir con la ley. La Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) mantiene un diálogo con los afectados para llegar a un acuerdo.

El convenio con las autoridades para que los precios del diésel no aumenten por el efecto de la Reforma Tributaria que comenzó a regir a partir de enero de este año ya se encuentra vigente. Tras varias reuniones, se aceptó la propuesta que planteó el Gobierno respecto a la aplicación del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a los combustibles.

Según el viceministro Orué, los distribuidores de combustibles adquieren el producto y pagan un 20% de impuesto, sin embargo, esto es luego transformado en otro producto y no se pagan los tributos correspondientes. Citó como ejemplo el caso de la nafta de 97 octanos por el cual se debe pagar un 38% y no un 20% como se estaría abonando en la actualidad. La entrada en vigencia del ISC a las naftas se postergará hasta el 31 de marzo próximo con lo que se descarta cualquier aumento en el precio de estos.

Dicha disposición fue resultado de la mesa de diálogo emprendida por la SET del Ministerio de Hacienda con empresarios del sector, que se realizó la semana pasada. El ISC forma parte de la ley de reforma impositiva promovida por el Gobierno en el año 2019, en donde se estableció el aumento de las tasas máximas del 1% al 50%. La modificación del sistema tributario nacional se concretó bajo el argumento de un desfase del sistema tributario y por la necesidad de recaudar más para cumplir la creciente necesidad que tiene el país.


También podría gustarte