Mantenerse Aprendiendo

SILVIA GIL
[email protected]

En un libro de cuentos leí que un hombre muy trabajador antes de morir les comunicó a sus hijos que había dejado enterrado un tesoro en el campo. Para encontrarlo tenían que remover la tierra cuidadosamente. Cuando el hombre murió, los hijos, que eran bastantes haraganes y flojos y no tenían el hábito de trabajar, empezaron a remover la tierra para encontrar el tesoro. Trabajaron arduamente pero no encontraron nada.

Como la tierra ya estaba removida, decidieron sembrar el campo. Cosecharon y recaudaron mucho dinero. Luego volvieron a remover la tierra para seguir buscando el tesoro, al no hallar nada, de vuelta sembraron por segunda vez. Cosecharon y obtuvieron ganancias. Siguieron haciendo esto varios años, lo que les permitió tener riquezas y acostumbrarse al trabajo. Finalmente entendieron que el verdadero tesoro que su padre les había dejado era la sabiduría para romper sus hábitos de pereza y reemplazarlos por nuevos hábitos de trabajo.

Muy poco se lo menciona o se lo pone como ejemplo empresarial a Charlie Chaplin, sin embargo fue el hombre más famoso y reconocible del planeta.

Este hombre nació en la pobreza dentro de un matrimonio de músicos ingleses, su madre fue internada en
un hospital para enfermos mentales. Chaplin empezó a trabajar duro en el teatro para sobrevivir. Llegó a trabajar como actor, escritor y director. Todos reconocieron su talento de inmediato y su popularidad creció. Él firmó el primer contrato de un millón de dólares en la industria del entretenimiento.

¿Que llevó a Chaplin a ser tan famoso?, leyendo su historia la respuesta es que, aparte de su talento y empuje increíble, su habilidad para aprender. Continuamente se esforzaba por crecer y perfeccionar su arte. Te dejo un consejo: atrévete a cambiar constantemente tus hábitos, verás los frutos en tu vida.


También podría gustarte