Asociación de Restaurantes en zozobra por suspensión de actividades

Piden al Estado herramientas para paliar pérdidas

Muchos comercios están siendo afectados por las medidas de seguridad tomadas por el Gobierno Nacional en cuanto a la propagación del coronavirus. Un sector que se verá en aprietos por los próximos 15 días es el de los restaurantes.

Néstor Filártiga, presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY) manifestó que el gremio apoya la decisión tomada, estarán colaborando en todo lo que se pueda para evitar que la epidemia se propague.

“También le pedimos al Gobierno que implemente medidas para las secuelas que tendrá esta situación, porque entendemos que la emergencia sanitaria es grave, pero esto traerá consecuencias económicas y financieras. Desde el momento que la recomendación es quedarse en casa los negocios gastronómicos no van a tener ocupación, ahí se corta la cadena de ingresos, lo que imposibilita el incumplimiento de obligación porque esto es un flujo, es como un torrente circulatorio”, señaló.

Asimismo, hizo énfasis en el efecto en cadena increíble que se producirá.

“Por ejemplo. Nosotros teníamos un evento el sábado que el propio cliente suspendió, y ya habíamos comprado todas las provisiones, contratamos los mozos, el personal auxiliar y a partir de la suspensión por parte del Gobierno tenemos que descontratar y ver cómo conservar lo que ya adquirimos”, aseveró Filártiga. 

Refirió que están tratando de entablar una mesa de diálogo con el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) para entender bien la resolución, porque el comunicado del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPBS) le falta algunas precisiones, según el titular de la Asociación.

“Necesitamos que nos den instrumentos para negociar con nuestro personal, proveedores, acreedores y con el Estado mismo. No se puede pretender que al cortarse la cadena de ingreso sigamos cumpliendo con las mismas obligaciones”, finalizó.


También podría gustarte