Frigoríficos responden a las críticas de los ganaderos

Daniel Burt, gerente general de la Cámara Paraguaya de Carnes (CPC) dijo que la caída en el precio que se está pagando a los productores de carne se debe a la drástica disminución que ha sufrido la demanda del producto, no solo en Paraguay, sino en todo el mundo debido a las medidas de aislamiento sanitario que se han tomado por el avance del coronavirus.

“Se cierran restaurantes, hoteles, y ha bajado la compra en los supermercados, por ende los frigoríficos compran menos ganado y el precio del producto cae”, argumentó el directivo.

Al ser consultado sobre la advertencia que han hecho varios ganaderos de no vender su animales a un precio de US$ 2,2 por kilo a los empresas frigoríficas, Burt respondió que independiente a esta medida el sector tiene suficiente stock para seguir abasteciendo al mercado local y también para cubrir con sus contratos internacionales por lo menos por dos meses más.

El precio ideal que consideran los ganaderos se debe pagar es de US$ 2,9 para poder hacer frente a sus costos operativos. De hecho, según datos del boletín financiero de Banco Central del Paraguay (BCP) la deuda actual del sector ganadero asciende a un valor de US$ 1.560 millones al cierre del mes de enero.  Estos compromisos están distribuidos entre los 157.000 productores del sector quienes representan a un total de 1.000.000 de personas teniendo en cuenta a sus familias, según indicaron desde el sector.

Pedro Galli, directivo de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), expresó su malestar por la nueva caída en el precio del kilo de ganado novillo. Recordó que hace 20 días atrás el gremio había convocado a una conferencia de prensa para expresar su malestar sobre el precio de US$ 2,7 que ya se consideraba insuficiente. Con esta nueva reducción el malestar de los productores se acrecentó.

MERCADOS INTERNACIONALES

El mercado de Israel (nuestro tercer mejor comprador detrás de Rusia y Chile) paró hace 15 días debido a que los fiscalizadores de aquel país volvieron a su nación ante el brote del Covid-19. Cabe recordar que los cortes que van allí son kosher (el animal no sufre al morir). Sin estos fiscalizadores no se puede enviar carne a Israel.

Los mercados de Rusia, Holanda y Suiza, también han realizado cancelaciones de contratos por lo que ha mermado el envío al exterior. En los casos puntuales de Holanda y Suiza, se debe a que son dos de las diez naciones más afectadas en el mundo por el Coronavirus. El único mercado que mantiene el ritmo normal de importación del producto es Chile, este es además, el principal mercado en volumen de compra.


También podría gustarte