Proponen un impuesto para los patrimonios elevados

Afirman que este impuesto será destinado solo a los poseedores de grandes fortunas  en forma proporcional y  siguiendo un criterio de equidad tributaria.

En la Cámara de Senadores legisladores de la bancada del Frente Guasú presentarán un proyecto de ampliación de la Ley de emergencia sanitaria que propone que aquellas personas con un patrimonio superior a los US$ 10 millones o bien o superiores a los G. 63.000 millones contribuyan con al menos el 1% de manera progresiva y transitoria para enfrentar la pandemia.

Afirman que este impuesto será destinado solo a los poseedores de grandes fortunas  en forma proporcional y  siguiendo un criterio de equidad tributaria. La propuesta incluso plantea que quienes posean patrimonios de más de US$ 100 millones hagan un aporte de 2,5% y los que tengan patrimonios de más de US$ 1.000 millones hasta un 5%.

“Es además un impuesto de fácil control pues son muy pocas las fortunas de ese tamaño en Paraguay. El principal problema es la subvaluación, por ello se propone aplicar el valor de mercado a los patrimonios según el cálculo metodológico utilizado por la Dirección Nacional de Catastro”, señalan.

SALARIOS ESTATALES 

El proyecto del el Frente Guasu propone además establecer un impuesto a los Altos Salarios Públicos (IAPS, para quienes ganen más que el Presidente de la República), descuentos a los funcionarios de altos rangos y salarios, un impuesto a los Elevados Patrimonios (IEP), el incremento del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) al tabaco, bebidas alcohólicas, bebidas azucaradas y otras bebidas, así como la aplicación de un arancel a la cajetilla de cigarrillos, y  un impuesto Verde (IVE), todas estas, en función a la justicia y a la equidad tributaria.

La senadora (FG) Esperanza Martínez explicó que la situación que hoy vive nuestro país demanda que todos los sectores asuman el compromiso para superar esta crisis, y que resulta necesario que sobre todo los sectores que mayor patrimonio concentran también pongan el hombro para salir adelante.

Desde el FG se argumenta que es necesaria una legislación que establezca en forma permanente, un plan de cargos y salarios independientemente de la Entidad u Organismo del Estado en que se encuentre el funcionario, y que contemple formación académica; responsabilidad en el cargo; experiencia. Mientras estos criterios sean normalizados, el impuesto que grava los ingresos salariales superiores al mandatario.

Sobre los descuentos a los funcionarios de altos rangos y salarios, se propone un aporte temporal extraordinario de los funcionarios públicos que ocupan altos cargos, y cargos electivos consistente en un 20% de su salario por tres meses.


También podría gustarte