El alto costo de los alquileres los llevó a cerrar sus locales 

Emprendimientos optan por salir de los establecimientos

El cierre de los locales comerciales logró afectar de gran manera a varias marcas, las mismas debieron tomar decisiones drásticas debido a la falta de ingresos. El alto costo de los alquileres en los diferentes centros comerciales fue una de las principales razones de cierre.

La firma Pingo, la cual se dedica a comercializar diferentes productos como juguetes y un sinfín de artículos para regalos, fue una de las que se vio obligada a cerrar dos de sus locales del Shopping Multiplaza y Villa Morra. Alma Maidana, propietaria de la marca, explicó que trataron de llegar a un acuerdo monetario con su locador, pero al no tener una respuesta positiva debieron salir de los establecimientos y reducir de tres sucursales a solamente una.

“Estar con más de 60 días cerrados para nosotros fue mucho, porque tenemos nuestros proveedores, colaboradores y muchos compromisos que debíamos cumplir, al no llegar a un acuerdo monetario optamos por tomar esa decisión ya que el alquiler es un gasto fijo muy grande que uno tiene que abonar incluso sin tener ingresos”, señaló.

Comentó además que con la situación económica actual ya no será sostenible seguir contando con varios espacios en los centros comerciales y es muy vidrioso comprometerse al pago si no se tienen las ventas esperadas.

APOSTAR POR LO DIGITAL

Maidana dijo que en el futuro estarían apostando por otro tipo de locales, pero que por el momento están preparando una página web bastante completa para seguir ofreciendo lo mejor a sus clientes. “Vamos a seguir con muchos productos, promociones e incluso en la página web los clientes podrán sentirse como si estuvieran en la tienda física” resaltó.

Pingo continuará con un local en el Shopping Villa Morra pero las redes sociales y la página web serán sus principales aliadas en estos momentos.

HISTORIA

Cabe resaltar que la historia detrás de este emprendimiento nace un 11 de noviembre de 2011, cuando Alma estaba pintando uñas y aplicando diseños sobre ellas, de allí pasó a hacer productos con porcela­na fría, como accesorios, llaveros, frascos deco­rados, etc. Luego abarcó la elaboración de nuevos productos, como bisutería, tazas personaliza­das, cuadernos, remeras, todo aquello que uno po­día personalizar. Hoy día es una reconocida firma que ya cuenta con mucha más variedad de productos y con más de 126 mil seguidores en Instagram.


También podría gustarte