Maduro defiende el derecho de comerciar libremente con Irán

Bloomberg

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, defendió el derecho de comerciar libremente con Irán, rechazando las críticas por el envío de un buque con gasolina desde el país de Oriente Medio para ayudar a la nación sudamericana, que se ha quedado sin combustible.

Maduro dijo el domingo por la televisión estatal que había llegado al país el primero de los cinco buques iraníes previstos con millones de barriles de gasolina y componentes. El líder socialista agradeció las entregas al presidente iraní, Hassan Rouhani, y al líder supremo, Ayatollah Khamenei, diciendo que Venezuela tiene amigos buenos y valientes en el mundo.

Maduro defendió el envío como parte de un acuerdo de cooperación previo. El presidente sudamericano dijo que Venezuela e Irán querían paz y que tenían derecho a comerciar libremente productos por todos los mares del mundo.

La entrega fue anunciada anteriormente por el vicepresidente de Economía y ministro de Petróleo, Tareck El Aissami.

Las fuerzas armadas de Venezuela escoltaron el barco conforme entraba en las aguas venezolanas. La embajada de Irán en Caracas también hizo referencia a la llegada por Twitter. Un segundo barco, Forest, también llegará pronto a Venezuela, informaron los servicios informativos de la televisión estatal de Irán, sin dar más detalles.

Los envíos representan un nuevo esfuerzo de Irán para respaldar el régimen de Maduro. Venezuela, que cuenta con las mayores reservas de petróleo del mundo, se ha quedado casi sin gasolina tras años de mala gestión y sanciones de Estados Unidos a su petróleo. En los últimos dos meses, las autoridades han impuesto el racionamiento en las gasolineras de todo el país, entregando el control al personal militar.

La Administración Trump está revisando una serie de opciones para disuadir el apoyo de Irán a Maduro, según una persona con conocimiento directo del asunto. Los asesores del presidente están instando a un enfoque medido que no aumente las tensiones entre Estados Unidos e Irán por un pequeño suministro de combustible, dijo la persona.

El Ministerio de Relaciones Exteriores iraní ha dicho que cualquier intento de Estados Unidos por detenerlos se encontrará con “una respuesta rápida y decisiva”.

Un equipo de técnicos iraníes ya está trabajando en las refinerías de Cardón y Amuay de la estatal Petróleos de Venezuela como parte de un plan de asistencia más amplio que incluye trabajadores, suministros y repuestos a cambio de alrededor de 9 toneladas de oro, por un valor de US$500 millones.


También podría gustarte