Por fin, ¡me voy a jubilar!

Sentido Común

Juan Pablo Fernández Bogado
@jpferbo       Abogado

Una de las áreas más olvidadas por todos los gobiernos, es el de la salud. Esta administración no ha sido la excepción con su gestión en torno a los insumos contra el COVID, que ante el fracaso de la compra, Mazzoleni solo les dará un “Akapete” a las empresas que trajeron los equipos. Aunque usted lo no crea, los mismos con una suspensión, podrán mutar en otras empresas y disfrutar del “ADELANTO” que les dio el Gobierno Nacional, porque como me dijo hoy el Director de la DNCP, Pablo Seitz, nuestra legislación, así como esta solo puede darles tan solo una “amonestación”.

Ahora bien, no todo es malo. Lo que si podemos felicitar es la promulgación de la ley de Jubilación médica, que tanto tiempo se esperó. Con esto se felicita la firma, pero se homenajea la lucha de tantos médicos que han tenido que sacrificarse, muriendo, antes de gozar del esfuerzo de sus largos aportes.

La vieja frase de Esculapio decía: ¿Quieres ser médico hijo mío? El mundo te parecerá un vasto hospital, una asamblea de individuos que se quejan.
Tu vida transcurrirá en la zozobra de la muerte, entre el dolor de los cuerpos y de las almas, de los duelos, y de la hipocresía, que calcula a la cabecera de los agonizantes.

Si pudieran sumar todo lo que invierte un médico en formación, y no solo hablo de lo que invierte monetariamente, sino en el tiempo de estudio en la facultad, los años de formación de la especialidad, la distancia a la cual se encuentra de su familia, las horas de guardia, a veces transformados en días, capaz tendríamos un poco más de empatía hacia los mismos, ellos al igual que nosotros son seres humanos que tienen detrás un hogar al cual acuden y el cual mantienen.

Tras años de lucha incansable, solo podemos decir que se hizo justicia de la tan ansiada ley de jubilación médica, la cual queda ahora en manos del Ministro de Hacienda para legitimarla.

El reglamentarla, no debe ser otro calvario!. Ministro Benigno, usted que conoció la realidad de los médicos, como ex director del IPS, tenga listo el reglamento y no deje que ningún “soldado de blanco” muera sin disfrutar de sus últimos años del sacrificio de su jubilación.


También podría gustarte