Se profundiza la desaceleración del crédito bancario

A pesar de las medidas del BCP, el dinero no fluye

Según el informe de indicadores financieros del Banco Central del Paraguay (BCP), el ritmo en la colocación de los créditos bancarios continuó desacelerándose mostrando al cierre del mes de mayo un crecimiento interanual de apenas 2,8%; pero que con el efecto del tipo de cambio de la moneda local respecto al dólar americano ese porcentaje se eleva a un 4,3%. 

El clima de incertidumbre que hay en el mercado local está golpeando sensiblemente a la colocación de nuevos préstamos en el sistema, el informe señala que en la cartera en guaraníes se profundizó la desaceleración, y si bien la variación sigue siendo positiva de un 8%, en enero de este año el ritmo de crecimiento interanual era de 16%. 

En el caso de los préstamos en dólares americanos los registros son negativos desde noviembre del año pasado; esa situación empeoró, al cierre del quinto mes de este año se reportó una caída interanual de -5,6%, según el informe de la banca matriz. 

El BCP ha tomado desde marzo medidas a fin de reducir el costo del dinero, inyectar liquidez y disminuir las exigencias de riesgo a fin de que las entidades financieras liberen con mayor facilidad los créditos. La tasa de política monetaria se ubica a un nivel histórico de solo 0,75% anual y el promedio ponderado de la tasa de interés activa en moneda local se ubica en 13,8%

En todos los segmentos del crédito en guaraníes se observaron disminuciones en el costo de interés, los préstamos para la vivienda promedian una tasa de 11,16%, para el Desarrollo 10,44%, créditos comerciales 11,8% pero la mayor disminución se observó en los créditos destinados para el consumo que el año pasado promediaba un tasa del 30% y al cierre de mayo el promedio ponderado cerró en 21,8%, uno de los niveles más bajos de los últimos años. 

En la cartera de crédito en moneda extranjera la tasa promedio general se ubica en un 8,1%, y las variaciones en el interés por los productos para el consumo, comercio, vivienda y desarrollo se han mantenido relativamente estables entre un 8% a un 10%. 

La desaceleración generalizada en la colocación de los créditos en el sistema financiero también hizo que se vean afectados los niveles de rentabilidad que el año pasado se ubicaron por sobre el 23% y ahora están en un 14,4%.  En el caso de las financieras la situación es aún más compleja, la rentabilidad promedia apenas el 3%. 

Las entidades bancarias tomaron la decisión de trasladar las cuotas, principalmente, para los créditos con montos inferiores a G. 1000 millones al final del plazo de pago; esto lo hicieron como medida de apoyo a los clientes que vieron afectadas su actividades económicas a raíz de la pandemia del coronavirus.  El promedio de mora bancaria si bien tuvo un leve incremento se ubica en un 3,33%.

INCERTIDUMBRE 

La economista Martha Coronel consideró que este fenómeno se debe al gran nivel de incertidumbre que persiste en el mercado que hace que las grandes compañías que tendrían capacidad de tomar créditos no los soliciten, por no saber hasta cuándo iría esta coyuntura y el gran riesgo que implica invertir dinero en estos momentos. 

Por otra parte, las pequeñas y medianas empresas que sí requieren de créditos y los están solicitando, en muchos casos no cuentan con el respaldo necesario para garantizar que devolverán el dinero, y por lo tanto, no se aprobaron sus solicitudes. Incluso, muchas de ellas no están formalizadas con lo que ni siquiera pueden aspirar a créditos que cuentan con la garantía estatal a través del Fondo de Garantías del Paraguay (Fogapy).  

DEPÓSITOS 

Por su parte, la cartera de depósitos ha cerrado con un crecimiento global de 13,5%, y  con el efecto del tipo de cambio del dólar respecto al guaraní la variación es de un 15,9%, según el informe. Al segmentar los ahorros en moneda local se verificó un crecimiento interanual de 11% y en moneda extranjera de un 7,6%, según el BCP.


También podría gustarte