La imagen del hombre modelo se reinventa en la publicidad Masculino, rudo, fuerte, sensible, moderno; mil y una

 

Masculino, rudo, fuerte, sensible, moderno; mil y una facetas se han visto dentro de la publicidad masculina; pero la misma a tenido que reinventarse una y otra vez.

Actualmente estamos lejos de ver en las publicidades al legendario chico Martin; el hombre perfecto que era capaz de seducir hasta con lentes oscuros que cubrían su rostro.

 

PUBLICIDAD

Hace unos años, Unilever se enfrentó a un sorprendente problema. La multinacional de productos de aseo y cosmética vio como en un lugar del mundo querían prohibir uno de sus productos por unas razones más bien curiosas.

En Minnesota, los responsables de los institutos querían prohibir a sus estudiantes que usasen Axe, la marca de desodorantes.

La razón era peregrina: los estudiantes usaban cantidades tan elevadas de desodorante que hacían que la atmósfera de la clase fuese irrespirable. “Algunos chicos se empapan de Axe, por lo visto creyendo en los anuncios que muestran a un joven poniéndose desodorante y encontrándose de inmediato con una bella mujer”, se quejaban las ‘víctimas’, tal y como se recoge en “Así se manipula al consumidor”, señalaba la revista Puro Marketing como uno de los ejemplos de la masividad de las publicidades masculinas.

Muchas de ellas fueron tan bien hechas que crearon una tendencia como es el caso de los perfumes y cuidados corporales.

Además, otro de los grandes papeles que desempeñaban los hombrees eran en comerciales de vehículos o actividades relacionadas con la masculinidad.

 

TRANSFORMACIONES

La muerte del anuncio de Axe es posiblemente la cara más visible del cambio de tendencia pero no es, sin duda, la única, versa el sitio web ya mencionado, haciendo alusión al hecho de que la figura masculina se ha transformado en la publicidad; rompiendo estereotipos de género, participando ya también en publicidades de productos domésticos o de rubros alimenticios.

La figura del hombre se ha vuelto mas versátil conforme cambiaron las exigencias y las formas de ver que tiene la sociedad sobre la imagen “real” de un hombre, ya que ver a un personaje masculino participando de una publicidad más variada en cuanto a que ya no solo son los típicos hombres duros o sensuales, sino que también se han convertido en hombres creativos, sensibles y más abiertos a otras experiencias publicitarias.

Por otro lado, ya no se utiliza prototipo sino que se cambian las nacionalidades etnias e inclusive la contextura física, para agradar a la mayor cantidad de público.

También podría gustarte Más del autor