El gran viaje de Anita, empleada de banco, con el millón que robó al ruso de 80 años

Expansión, Ripe.

Durante más de 30 años fue una empleada de banco ejemplar. Un modelo de trabajadora a seguir. Primero en el Banco de Valencia y después en Caixabank, cuando ésta entidad absorbió a la primera a finales de 2012, en plena crisis económica.
PERFIL

Agradable, cariñosa, servicial, siempre dispuesta a resolver cualquier problema de sus clientes. Generaba confianza, seguridad, una de esas personas que dejan huella. Hasta ahora, no era fácil encontrar una mala palabra entre compañeros y clientes sobre Anita Fuster Jonge. Por eso, cierto luto ha seguido en Alicante a la noticia de su detención por la Guardia Civil por apropiarse presuntamente de 1,28 millones de la cuenta de un empresario ruso de 80 años. A Anita se le imputan inicialmente los delitos continuados de estafa bancaria y falsedad documental.
DESCONCIERTO

Durante tres décadas, ella, hija de español y holandesa, fue la cabeza visible de las sucursales bancarias citadas de la urbanización Ciudad Quesada de Rojales, una población alicantina de unos 18.000 habitantes censados procedentes de 82 países y donde únicamente 26% son españoles. El impacto emocional que ha causado su detención entre compañeros, amigos y conocidos ha sido mayúsculo. Como si de un duelo mortal se tratara, todos tienen la sensación de estar diciendo adiós a un allegado. “Era escandalosamente querida (…) una institución”, “Había devoción por ella”, relatan a Crónica.

También podría gustarte Más del autor