No conforme con embellecer mujeres paraguayas, decide apuntar al exterior

Letizia Vargas trabajaba en una multinacional lí­der de telecomunicaciones como gerente de Calidad y Experiencia Comercial por 11 años, y desde hace un mes tomó la decisión de renunciar y dedicarse a su emprendimiento de forma exclusiva.

Letizia Vargas trabajaba en una multinacional lí­der de telecomunicaciones como gerente de Calidad y Experiencia Comercial por 11 años, y desde hace un mes tomó la decisión de renunciar y dedicarse a su emprendimiento de forma exclusiva. “Con el objetivo de expandirnos al exterior, en definitiva la empresa necesita toda mi energía, aunque ello suponía un importante riesgo y renuncia, estoy segura que vale la pena”.

DermoBeauty Center, que ya tiene 8 años en el mercado, es la empresa li­derada por Vargas y surgió debido a una inspiración, resultante de una cons­tante búsqueda de esa vocación que todos están llamados a descubrir, ar­gumentó.

Señaló que el rubro de la belleza especializada tiene mucho campo por crecer en nuestro país y su deseo es colaborar en ello y llevarlo a las principales ciudades del país y del ex­terior.

“Una mujer cuando acu­de a un centro de belleza, lo hace porque desea sen­tirse más bella, porque quiere levantar su auto­estima; ser parte de la be­lleza de una mujer es muy significativo y más aún si aportamos a su autoesti­ma”, manifestó.

El negocio actualmente ya cuenta con 16 sucur­sales y 105 colaboradoras, formadas y entrenadas por la marca.

SERVICIOS

DermoBeauty es un cen­tro de belleza integral, pionero y especializado en extensiones de pesta­ñas, cejas, belleza de ma­nos y pies y recientemente incluido el servicio de ma­saje ayurvedico.

INVERSIÓN

La empresaria comen­tó que la inversión más fuerte fue en su primer entrenamiento, ya que tuve que hacerlo en el ex­terior, luego montar aquí su primera cabina con sus primeros insumos, de­mandó aproximadamente G. 7.000.000.

Finalmente destacó: “Ini­ciar un emprendimiento te da vértigos, necesitamos ser constantes, ordenados, positivos y arriesgados, existe un miedo que es natural y no debe parali­zarnos, desde un principio es importante que aquello que ofrecemos tenga un valor diferenciado para el cliente, que esté pensado en él, luego las ganancias vendrán”, finalizó.

También podría gustarte Más del autor