Administradora cambio a una multinacional y hoy destaca en reposteria

 REPOSTERÍA

Lorena Barreto

lb[email protected]

La llegada de un hijo se caracteriza por ser una etapa decisiva en la que las madres deben establecer máximas prioridades para lograr cumplir cada uno de sus roles. Pero de la mano viene un puñado de ener­gía para cumplir sueños y metas, pues los hijos son ese motor imparable que las impulsa a la acción.

Letizia Mereles es una de las tantas mujeres que encontró en su hijo la fortaleza para emprender su Pastelería Letizia, una empresa que emerge des­de su amor por la reposte­ría y el deseo de cuidar de su bebé de una forma más cercana.

 

CORAJE

Así fue que tras el naci­miento de Lucas Joaquín, se vio motivada a des­prenderse de un puesto en una multinacional para dedicarse de lleno a la ma­ternidad. Por ello se capa­citó en el Instituto Gas­tronómico Internacional (IGI) para incursionar en el negocio desde su propio hogar.

“Esa etapa fue muy ago­tadora, pero sabía que se venía algo bueno, sabía que no debía desistir. Hoy tengo la posibilidad de es­tar con mi hijo al 100% y hacer lo que me gusta, la pastelería”, comentó Le­tizia a 5días, y añadió que a pesar de siempre haber amado este rubro, nunca pensó que se dedicaría a él.

 

RENTABILIDAD

Lo que también la llevó a optar fue que el rubro tenía una rápida salida la­boral, por lo que con mu­cho ánimo y apoyo de su esposo, no perdió tiempo en nutrirse de conoci­miento para cumplir con las crecientes exigencias del mercado.

El arranque del negocio requirió de la inversión de G. 10.700.000 para iniciar con las capacitaciones, la compra de equipos elec­trodomésticos y la am­pliación de herramientas para cubrir la demanda que tímidamente se abría paso en el mercado.

 

SERVICIOS

Así, con tres años de vida, su pastelería ofrece tortas artesanales, bo­caditos dulces y postres. Además de estos produc­tos, hoy asciende hacia el servicio de baby shower y decoración para eventos, acercando a los clientes alquileres de biombo para decoración, mesa para torta, barra de tragos, bu­tacas, mesitas, disfraces con accesorios para cum­pleaños infantiles. “Nos abocamos a lo rústico, ya que es una tendencia que va teniendo mucha acep­tación dentro del mercado paraguayo”, puntualizó en este sentido.

Por los detalles que Leti­zia nos ofreció, su empresa crece con un incansable apoyo de su familia, ya que para concretar todos los trabajos y la difusión de la marca, su esposo, padres y hermanas se adhieren aportando cada uno para el crecimiento del em­prendimiento.

 

FORTALEZAS

Algo que distingue a “Letizia” de muchas em­presas es que “cada pro­ducto es elaborado con materia prima de calidad y en forma artesanal”, según refirió Letizia. “Ofrecemos un servicio completo para eventos; eso facilita al cliente no tener que estar buscando otro servicio”, sostuvo.

Por eso los desafíos son continuar con el distinti­vo propio debido a la alta competitividad del mer­cado.

“Nuestra tranquilidad es que si bien nuestros productos tienen un costo accesible, mantenemos la calidad de nuestro trabajo, eso queremos que el clien­te sepa, que está pagando por algo bueno”, continuó.

 

PROYECCIONES

La próxima meta para Letizia es contar con un local propio, emplear a más gente y poder llegar hasta más personas.

Ella reconoció que em­prender no es tarea senci­lla, pero que trabajar en lo que a uno le apasiona per­mite superar obstáculos. “El techo está limitado por nuestros pensamien­tos, si son empleados de alguna empresa solo por el ingreso fijo mensual pero realmente no dis­frutan de lo que hacen, les animo y aliento a que sueñen y emprendan”, aconsejó.

 

También podría gustarte Más del autor