Oi necesita nuevo capital para revertir las caídas

La caída de los ingresos de Oi SA muestra que la com­pañía de telefonía necesita un aumento de capital más temprano que tarde para recuperarse, dijo Marco Schroeder.

CAÍDAS Y PÉRDIDAS

Los ingresos netos caye­ron 10,5% a 5.840 millo­nes de reales (US$ 1.850 millones) en el segundo trimestre, por debajo de la estimación más baja de los analistas. La compañía perdió casi 6 millones de clientes en Brasil en los doce meses que operó bajo protección de bancarrota. Las acciones ordinarias cayeron hasta un 6,8% en las operaciones iniciales, la mayor pérdida en casi dos meses.

PRESENTÓ PROYECTO

Los resultados ponen de manifiesto los obstáculos que aún enfrenta Oi un año después de que se declaró en quiebra. La compañía presentó al regulador de te­lecomunicaciones de Brasil un proyecto de propuesta para dividir un aumento de capital de 8.000 millones de reales aprobado el mes pasado en 5.000 millones de reales en nueva finan­ciación y una conversión de deuda a capital que re­presentarían los 3.000 mi­llones de reales restantes, informó Bloomberg News el 4 de agosto, citando a personas con conocimien­to del asunto.

TODO UN DESAFÍO

El tamaño de la amplia­ción de capital es “un de­safío”, dijo esta semana Eliane Lustosa, directora del banco de desarrollo de Brasil, que es el cuarto ma­yor accionista de Oi.

El fiduciario de la compañía planea programar la asamblea general de acreedores para la primera semana de octubre, donde votarán para aprobar el plan de la compañía para salir de la protección de quiebra u optar por una liquidación, dijo Schroeder.

“Dejo muy claro que no hay un plan de recuperación judicial sin una inyección de capital de 8.000 millones de reales y sin aumentar nuestro gasto de capital anual a 7.000 millones de reales, por al menos cuatro años, desde los actuales 5.000 millones de reales”.

Oi se acogió a protección de acreedores en junio de 2016, en el mayor proceso de quiebra en la historia de Brasil, suspendiendo pagos sobre unos US$19.000 millones en deuda. La empresa registró una pérdida de 3.300 millones de reales en el segundo trimestre de este año debido a las fluctuaciones del tipo de cambio en su deuda, ya que dejó de realizar operaciones de cobertura después de la presentación judicial.

La compañía redujo 687 millones de reales en gastos en el trimestre, lo que se tradujo en un aumento de 11% en los ingresos antes de algunas partidas. Pero incluso después de 1.200 millones de reales en inversiones y de una caída de un 29% en los reclamos de consumidores ante el regulador Anatel, Oi sólo agregó clientes en los segmentos de televisión por cable y banda ancha, y perdió clientes en las operaciones de línea fija y telefonía móvil.

“Los clientes de telefonía móvil prepago realmente sintieron el efecto del desempleo y los aumentos de impuestos”, dijo Schroeder, y agregó que cerca del 70% de los clientes de telefonía móvil de Oi pertenecen a ese segmento.

También podría gustarte Más del autor