Mubarak prepara una carta para pedir perdón al pueblo egipcio

El Cairo, 17 may (EFE).- El expresidente Hosni Mubarak prepara una carta para pedir perdón al pueblo egipcio por los daños causados debido a su mala actuación al frente del país, informó hoy el diario Al Shoruq.

Según este rotativo independiente, que cita fuentes egipcias y árabes oficiales que solicitaron el anonimato, es posible que la lectura de la misiva por parte de Mubarak sea grabada en una cinta de audio que se difundirá por televisión.

Un prestigioso periodista egipcio prepara la estructura de la carta, según Al Shoruq, que añade que esta misma persona, que no identifica, colaboró en la elaboración del discurso del pasado 2 de febrero, con el que Mubarak intentó ganarse la simpatía del pueblo.

En la misiva, el exmandatario recordará a los ciudadanos que "un día fue un soldado combatiente en las filas de las Fuerzas Armadas para defender a su patria y que no esperaba el puesto de presidente".

Mubarak se disculpará también por su familia y, sobre todo, por su mujer, Suzanne Zabet, ingresada en el hospital de Sharm el Sheij, junto a la costa del mar Rojo, por la crisis cardiaca que sufrió el pasado día 13 cuando se enteró de su orden de detención por presunto enriquecimiento ilícito.

El expresidente afirmará que "ha intentado, tal y como podía, asumir las responsabilidades de este puesto (de presidente) y que su mujer ha colaborado en trabajos caritativos con el fin de servir a los ciudadanos egipcios", señala Al Shoruq.

Asimismo, expresará su disposición y la de su mujer a renunciar a todos sus bienes en favor del pueblo egipcio.

Las fuentes citadas por el rotativo consideran que el objetivo de la carta es pedir a las Fuerzas Armadas que perdonen a Mubarak y a su mujer.

Por su parte, fuentes militares dijeron al periódico que partes egipcias y árabes intervienen para lograr que la situación de Mubereak se resuelva de una manera legal aceptable y con el acuerdo del pueblo.

Las fuentes aseguraron que cualquier decisión que tome la junta militar, que dirige el país, tendrá en cuenta la opinión del pueblo y los intereses egipcios.

Según estas fuentes, hubo reticencias entre los miembros de las Fuerzas Armadas a la detención de Mubarak por haber sido el jefe de este cuerpo.

Mubarak, de 83 años, está arrestado cautelarmente en el hospital de Sharm el Sheij desde el pasado 13 de abril, un día después de ser ingresado al sufrir un ataque cardíaco durante interrogatorios judiciales.

Sus dos hijos, Alaa y Gamal, también están encarcelados en la prisión de Tora en El Cairo, acusados de abuso de poder y enriquecimiento ilícito.

Ayer, Suzanne Mubarak hizo las gestiones necesarias para renunciar a los fondos que tiene en todas sus cuentas bancarias y una villa propiedad suya, informa hoy el diario Al Ahram.