Brasil busca retirar a 1,2 millones de niños de trabajo infantil en tres años

Río de Janeiro, 12 jun (EFE).- El Gobierno de Brasil se propone incluir en un plazo de tres años en sus programas de asistencia a 1,2 millones de niños que actualmente son sometidos a trabajo infantil, dijo hoy la secretaria nacional de Asistencia Social, Denise Colin.

La reducción del trabajo infantil es uno de los objetivos prioritarios del programa de erradicación de la miseria presentado hace dos semanas por la presidenta Dilma Rousseff, afirmó la funcionaria en declaraciones a la estatal Agencia Brasil.

La secretaria explicó que, actualmente, 800.000 niños están incluidos en el Programa de Erradicación del Trabajo Infantil, a través del cual reciben apoyo después de ser retirados de la calle, de haciendas rurales, o de casas donde eran explotados sexualmente o se les obligaba a hacer trabajo doméstico abusivo.

Este programa incluirá a 1,2 millones de niños más en los próximos tres años, según Colin, quien aseguró que el plan ha tenido mejores resultados desde que en 2006 fue coordinado con el Bolsa Familia, el principal plan de distribución de renta a la población pobre.

"Las familias reciben el subsidio del programa Bolsa Familia y el niño tiene la oportunidad de ser atendido en servicios que permiten retirarlo de la situación de explotación en el trabajo", dijo Colin.

El Gobierno no dispone de cifras oficiales para cuantificar la magnitud del trabajo infantil en Brasil, pero la Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que cerca de cinco millones de menores todavía son obligados a trabajar en el país.

Estos cálculos, que datan de 2009, muestran que Brasil redujo a la mitad las tasas de trabajo infantil desde 1992.

FUENTE: EFE