La Unión Africana no tiene "divergencias" con la UE sobre el futuro de Gadafi

El presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), Jean Ping, aseguró hoy que no hay "divergencias" con la Unión Europea (UE) sobre el futuro del líder libio, Muamar al Gadafi, a quien exige que abandone el poder antes de que se empiece cualquier diálogo o proceso de transición.

"No hay divergencia de puntos de vista. Nuestra hoja de ruta es clarísima y la hemos explicado. Nosotros estamos buscando una solución política a esa crisis en Libia" y "hay una gran comprensión de lo que preconizamos" en la UA, aseguró Ping en una rueda de prensa tras la reunión entre las comisiones del ente africano y de la Comisión Europea (CE) durante tres días en Bruselas.

Gadafi confirmó ayer al presidente sudafricano, Jacob Zuma -quien forma parte del Comité de Alto Rango de la UA para Libia-, que no está dispuesto a dejar Libia, pero que acepta una alto el fuego y establecer negociaciones para poner fin al conflicto.

La postura del líder libio, que ya hace más de un mes había aceptado negociar pero no abandonar el poder, choca con la de la OTAN, la UE y los rebeldes del Consejo Nacional Transitorio, con sede en Bengasi, que exigen su marcha para abrir cualquier tipo de diálogo y con la de EEUU que pide incluso que salga del país.

Ping, que también reunió ayer con el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, insistió en que "no es un tema que plantee problemas" o que provoque "enfados" con la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, el presidente de la CE, José Manuel Barroso, o el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

"Únicamente indicamos desde el principio que Libia está en África y no podemos encontrar una solución dejando fuera a África", recalcó.

"Creo que hay una buena comprensión sobre nuestros enfoques respectivos", afirmó el responsable africano.

En cuanto a las declaraciones de Rusia, que dijo estar dispuesta a mediar en Libia a petición de la comunidad internacional, Ping afirmó que "todo lo que contribuya a la resolución de la situación en Libia, bienvenida sea". "Si Rusia puede ayudarnos, perfecto. Nosotros no pedimos más", agregó.

Ping estaba acompañado en la rueda de prensa por Barroso, quien recalcó el excelente "nivel de convergencia" entre ambas comisiones, que celebraron su quinto encuentro anual centrado en la democracia y el crecimiento y el cambio climático.

La próxima cumbre sobre el cambio climático de la ONU se celebrará a finales de año en Durban.

La UE es el mayor socio comercial del continente africano. En 2009, el 36 por ciento del total de las importaciones de África procedieron de Europa. Por su parte, las instituciones europeas son el segundo mayor donante mundial de fondos para África.

Por ello, Europa "tiene una responsabilidad especial para garantizar que el crecimiento tenga un impacto máximo en la reducción de la pobreza".

"Al mismo tiempo, los recursos de África tienen que servir al mismo tiempo para crear prosperidad", afirmó.

El presidente de la CE aseguró que los cambios que se producen en África "son una oportunidad esencial para afianzar la democracia" en el continente, y la UA "tiene un papel fundamental que desempeñar para hacer hincapié en eso", agregó.