Obama aún sin decisión sobre detalles de comienzo de retirada Afganistán

Washington, 20 jun (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, aún no ha decidido exactamente el número de soldados que regresarán cuando el mes próximo comience la retirada estadounidense de Afganistán, aseguró hoy la Casa Blanca.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que "el presidente está aún en el proceso de finalizar su decisión sobre el alcance y el ritmo de la retirada que comenzará en julio de 2011".

Obama indicó que dará a conocer "pronto" su decisión acerca de cuántos soldados estarán incluidos en la primera etapa de la retirada, aunque hasta ahora la Casa Blanca no ha querido precisar una fecha para el anuncio.

El presidente tiene previsto desplazarse el jueves a la base militar de Fort Drum, en el estado de Nueva York, lo que ha despertado las conjeturas de que podría anunciar los detalles de la retirada entonces, pero la Casa Blanca no ha querido pronunciarse al respecto.

"Lo que puedo decir tajantemente, porque lo sé a ciencia cierta al haber estado en una sala donde se trataba de esto, es que el presidente ni siquiera ha tomado una decisión para anunciarla … pero el anuncio tendrá lugar pronto", declaró Carney.

En la actualidad se encuentran desplegados en Afganistán cerca de 100.000 soldados estadounidenses, más del doble que en 2009, cuando Obama llegó a la Casa Blanca.

El presidente ha mantenido una serie de reuniones con los integrantes de su equipo de seguridad nacional para preparar el comienzo de la retirada, que según los planes de la OTAN acordados en la cumbre de Lisboa en noviembre pasado, deberá concluir para 2014.

Obama indicó que el primer contingente que abandone el país estará formado por un número "significativo" de soldados pero otros representantes del Gobierno, entre ellos el secretario de Defensa saliente, Robert Gates, pidió que el número sea reducido.

La retirada comenzará dos meses después de la muerte del líder de la red terrorista Al Qaeda, Osama bin Laden, en una operación de comandos estadounidenses en Pakistán.

La desaparición de Bin Laden ha dado nuevos argumentos a quienes abogan por una salida rápida de Afganistán, una guerra que el próximo octubre cumplirá su décimo aniversario.

Pero en una visita a Bruselas hace quince días Gates y el secretario general de la OTAN, el danés Anders Fogh Rasmussen, aseguraron que la marcha de Afganistán "no será una carrera hacia la salida".

El coste de la guerra para el contribuyente estadounidense se eleva a los cerca de 10.000 millones de dólares mensuales.

FUENTE: EFE