El crudo de Texas sube el 2,22 % y cierra en 87,27 dólares por barril

Nueva York, 29 ago (EFE).- El petróleo de Texas subió hoy el 2,22 % y cerró en 87,27 dólares por barril impulsado por el aumento en el gasto de los consumidores en Estados Unidos en julio y el paso menos fiero de lo esperado del huracán "Irene" por el noreste del país.

Al final de la primera sesión de la semana en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en octubre, los de más próximo vencimiento, habían sumado 1,9 dólares al precio de cierre anterior.

La cotización del crudo, que hoy cerró a su valor más alto en casi dos semanas, desde que el 17 de agosto cerró a 87,58 dólares, se vio presionada al alza por el gasto de los consumidores de Estados Unidos, que subió en julio pasado el 0,8 % y registró así su mayor aumento en dos años, informó el Departamento de Comercio de EE.UU.

Este indicador tiene un impacto sustancial sobre el producto interior bruto del país, del que el consumo supone casi el 70 %, lo que despertó las esperanzas de que la reactivación económica del primer consumidor energético mundial junto a China no se esté debilitando como habían temido.

Además, el petróleo también se vio influido por el huracán "Irene", ya que finalmente no trajo consigo la destrucción que se anticipaba a la costa nororiental de Estados Unidos.

El viernes pasado, antes de que "Irene" tocase tierra en EE.UU., el crudo había bajado por el temor a que las lluvias torrenciales y vendavales afectaran a las refinerías de la zona, lo cual no ocurrió finalmente.

Esos factores también influyeron sobre los contratos de gasolina con vencimiento en septiembre, que cedieron 3 centavos hasta 2,9 dólares por galón (3,78 litros), mientras los de gasóleo para calefacción a entregar ese mismo mes no registraron cambios y volvieron a cerrar en 3,01 dólares por galón.

Por su parte, los contratos de gas natural con vencimiento en septiembre perdieron 8 centavos y acabaron la sesión en 3,85 dólares por cada mil pies cúbicos.