La Justicia rechazó el amparo para la suspensión de la licitación de la línea 500 kV

Asunción, IP Paraguay.-El juez Alberto Martínez Simón finalmente rechazó el recurso de amparo promovido por el consorcio brasilero CYMI do Brasil, para la suspensión de la licitación Pública Internacional IA 0771-11, para la construcción  de la Línea 500 kV, entre la subestación margen derecha de Hernandarias y la subestación de Villa Hayes. Así informó este miércoles  el director jurídico de Itaipú, Eusebio Ramón Ayala.

Ayala dio a conocer la sentencia definitiva (SD NUMERO 661) favorable a la entidad. “Veremos si el consorcio apela o no a la sentencia dictada por el juez de primera instancia. Espero que con esto se dé un punto final y podamos reanudar en un plazo de 48 horas el proceso interrumpido por el recurso de amparo promovido por el consorcio brasilero”, expresó.

Explicó que la firma CYMI do Brasil quedó fuera de la licitación porque no cumplió con el requisito de un patrimonio neto mínimo exigido para participar de la licitación de la Línea 500 kV, que oscila aproximadamente a 180 millones de dólares.

Destacó que durante la primera etapa, que era de la habilitación de las empresas participantes, este consorcio, constituido por dos empresas brasileras, no reunió los requisitos establecidos en el pliego. “Por este motivo, la comisión de Itaipú, inhabilitó a este consorcio para pasar a la segunda etapa, que es las ofertas comerciales”, manifestó.

El director jurídico valoró que la sentencia fue un logro para Itaipú, sin embargo, indicó que se registró un retraso y un perjuicio económico a la entidad y al país. “Cuando se retrasa una etapa, automáticamente retrasan las otras”, acotó.

Enfatizó que el proceso de licitación es fundamental porque Itaipú estaba haciendo todos los trabajos necesarios para tender la línea de 500 kV y explicó que tender los cables de alta tensión de 500 kV desde la subestación margen derecha de Hernandarias hasta la subestación de Villa Hayes es prioridad, ya que de ahí, la Ande puede redistribuir energía eléctrica a todo el país.