Paraguay sigue siendo foco del contrabando de tabaco

Los 60.000 millones de cigarrillos que se producen anualmente en Paraguay con solo 6,9 millones de habitantes es una cifra que llamó la atención del periodista Emili J. Blasco, que publicó un artículo en el diario Abc de España, donde apunta a Paraguay como el principal foco americano del contrabando de tabaco y uno de los mayores del mundo.

 

Los 60.000 millones de cigarrillos que se producen anualmente en Paraguay con solo 6,9 millones de habitantes es una cifra que llamó la atención del periodista Emili J. Blasco, que publicó un artículo en el diario Abc de España, donde apunta a Paraguay como el principal foco americano del contrabando de tabaco y uno de los mayores del mundo.

Para absorber esa producción, todos los paraguayos, incluso los recién nacidos deberían fumar una media de 27 millones de cigarrillos diarios, resaltó Blasco. De esta forma dice que el consumo doméstico total queda por debajo de los 2.500 millones de cigarrillos al año y como los datos de la exportación oficial son bajos, las diversas investigaciones realizadas hasta la fecha estiman que el 90% de la producción se destina al mercado negro.

El 73% de los cigarrillos que se comercializan ilegalmente en Latinoamérica son de origen paraguayo y del 10% del mercado negro del mundo.

La nota habla sobre las estadísticas de la OMS (Organización Mundial de la Salud), que coloca a Latinoamérica con mayor porcentaje de comercio ilícito de cigarrillos, el 16,7% del comercio total de tabaco en la región casi el doble del monto global que es 9%.

Una vez más el Presidente de la República está envuelto en noticias relacionadas al contrabando, el periodista nombra a Horacio Cartes como el propietario de Tabacalera del Este (Tabesa). Tabesa forma parte del Grupo Cartes, el cual controla más del 50% de la industria de cigarrillos de Paraguay.

También menciona que estas actividades ilícitas pueden lastrar las buenas condiciones creadas para el desarrollo económico de Paraguay.

Desde Tabesa, José Ortiz, gerente general, duda de los datos que son publicados. “No entiendo cómo pueden tener números y cómo miden un mercado de esa naturaleza y el origen de los productos”, expresó en contacto con 5días.

“Tabesa no es responsable de nada de eso, vendemos y exportamos legalmente nuestros productos”, agregó.

 

POR QUÉ PARAGUAY

—Una razón geográfica. La llamada Triple Frontera –el espacio donde se juntan las demarcaciones fronterizas de Paraguay, Brasil y Argentina– ha sido tradicionalmente una zona de contrabando de todo tipo, incluido el narcotráfico. Cuando surgió la industria del tabaco, no tuvo más que utilizar las redes de distribución que ya se usaban para otros productos.

—La ubicación fue utilizada primero por ciertas multinacionales tabacaleras. Hay evidencias de que subsidiarias de Philip Morris enviaban cargamentos de cigarrillos a Paraguay para luego sacarlos de ese país de contrabando. Cuando la mayor supervisión sobre las multinacionales en sus países de origen aumentó, fueron sustituidas por empresas locales en esa labor de alimentar el mercado negro.

—Algo parecido hacían las multinacionales. Llevado a cabo por empresas brasileñas, que remitían cigarrillos a Paraguay para luego reintroducirlos en Brasil de contrabando. Medidas contra el negocio ilícito tomadas por Brasilia han llevado a que simplemente parte de la producción se traslade a Paraguay, para luego persistir en la entrada ilícita de cigarrillos en Brasil.

—Serios problemas en la Triple Frontera. Violencia, contrabando de armas, narcotráfico, lavado de dinero y movimiento de extremistas islámicos, las autoridades locales, nacionales e internacionales han prestado poca atención al comercio ilícito de tabaco, un producto que es legal, a diferencia de la cocaína o el cannabis.


cigarrilloscontrabadoDestacadoGrupo CartestabacoTabesa