EE.UU. sigue con la presión en Venezuela

Bloomberg

 

Donald Trump intentó mantener la presión sobre el líder venezolano, Nicolás Maduro, un día después de que un intento de la oposición para expulsarlo pareciese fracasar, pese a una crisis económica y humanitaria de varios años por la que millones de personas han huido del país rico en petróleo.

“Estamos haciendo todo lo que podemos, aparte de, ya sabe, lo máximo”, dijo Trump en una entrevista telefónica a la cadena Fox Business Network. “Hay personas a las que les gustaría tomar, que nosotros tomemos, las (medidas) máximas. Pero estamos, tenemos muchas opciones abiertas”.

Al preguntarle cuáles eran esas opciones, respondió: “Bueno, algunas de ellas ni siquiera me gustaría mencionarlas porque son bastante difíciles”.

No obstante, Trump parecía mostrar un tono menos belicoso que el de otros cargos de la Administración previamente en la jornada.

El secretario de Estado, Michael Pompeo, también habló con la cadena Fox Business Network previamente y declaró: “La acción militar es posible; si eso es lo que se necesita, eso es lo que hará Estados Unidos”.

Cargos de la Administración estadounidense han dicho reiteradamente que todas las opciones están sobre la mesa, pero ahora los principales líderes militares y el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, se han sumado a Pompeo y dan más urgencia a ese mensaje al presionar a Rusia y Cuba para que dejen de ayudar al régimen de Maduro.

Pompeo atacó la credibilidad y lealtad de Maduro durante una entrevista con la CNN el martes, afirmando, al igual que Bolton, que el líder venezolano estaba preparado para abandonar el país hasta que el Gobierno ruso lo convenció de quedarse.

“Es un hecho constatado que el avión de Maduro estaba estacionado en la pista y él se estaba preparando para macharse”, dijo Pompeo. “No es posible que Maduro pueda permanecer en un país que ha diezmado tanto”.

Donald TrumpEEUUNicolás MaduroVENEZUELA