Latinoamérica rumbo a una década perdida

Bloomberg

 

América Latina está a punto de cerrar otra década perdida. La región, que aún tiene problemas para sobrellevar el fin del auge de los commodities, se ha expandido en promedio solo un 0,7% anual durante los últimos años. Eso no es suficiente para mantenerse al día con el crecimiento de la población, con lo cual las personas son más pobres hoy que en 2012, según el Fondo Monetario Internacional. Sus mayores economías – Brasil, México y Argentina – se han contraído simultáneamente por segunda vez en poco más de tres años, lo que representa otro dolor de cabeza para las autoridades políticas.

¿Qué hay detrás de esto? Entre las inquietudes más inmediatas figuran la tensión comercial en el exterior y la creciente incertidumbre política interna. No obstante, son las debilidades estructurales que no se reforzaron cuando los precios energéticos, agrícolas y de los metales se dispararon en la última década, ya sea una petrolera estatal ineficiente en México o un gasto insostenible en seguridad social en Brasil, lo que podría terminar perjudicando a la región en los próximos años.

“América Latina desperdició muchas oportunidades”, comentó Adriana Dupita, economista con foco en Latinoamérica de Bloomberg. “Ahora tendrán que trabajar mucho más y en condiciones adversas”.
El fiasco económico presiona a los bancos centrales para que actúen, pero sus facultades tienen un límite. Muchos esperan que Brasil flexibilice su política monetaria, pero solo una vez que el gobierno logre modificar el sistema de pensiones. En México, la inflación superior al rango meta impide que la autoridad monetaria reduzca los costos de endeudamiento, que actualmente se ubican en su nivel máximo en una década.

Nadie dice que el panorama actual sea tan grave como la calamidad económica de la década de 1980, cuando más de una docena de países incumplieron el pago de sus deudas. Sin embargo, hay señales preocupantes en todas partes.

brasilLATINOAMERICAMEXICO