Acusan a Guaidó de planificar un golpe

Venezuela

Bloomberg

 

El gobierno de Venezuela ofreció supuestas pruebas de lo que sería una serie de golpes de Estado planeados y dirigidos por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, más de una veintena de personas, incluidos oficiales militares y policiales retirados.

Mostrando videos y fotografías de supuestos conspiradores y cómplices en la televisión estatal, el régimen de Nicolás Maduro dijo que había rastreado planes para asesinarlo y derrocar a su gobierno durante más de 14 meses.

“Estuvimos presentes en cada reunión” en las que intentaron derrocar al gobierno, dijo Jorge Rodríguez, ministro para la Comunicación y la Información. La administración de Maduro posee más de 56 horas de imágenes de video de las reuniones de los conspiradores golpistas, agregó.

Más de dos docenas de personas, con la ayuda de “agentes terroristas israelíes, estadounidenses y colombianos”, planearon bloquear las autopistas de Caracas y apoderarse de las unidades militares y de inteligencia, dijo Rodríguez. Agregó que entre los planificadores golpistas se encontraban líderes de la oposición, oficiales de policía y militares retirados. El general retirado Eduardo Páez fue el líder de una operación, dijo Rodríguez.

Los conspiradores también consideraron asesinar al vicepresidente socialista de Venezuela, Diosdado Cabello, y a otros líderes de gobierno, además de bombardear la infraestructura de telecomunicaciones e incautar armas ubicadas en la sede del Banco Central, dijo Rodríguez.

El 30 de abril, Guaidó y su equipo aparecieron fuera de una base aérea de Caracas antes del amanecer para anunciar un levantamiento, pero el esfuerzo perdió fuerza horas después, cuando los principales militares del Ejército ignoraron el llamamiento a abandonar el régimen y las fuerzas de seguridad recuperaron el control de las calles. Parte de la información de Rodríguez se refiría a los eventos del 30 de abril, mientras que otra estaba relacionada con adicionales planes contra el gobierno.

GuaidóVENEZUELA