Tradición y grandeza en la capital cultural rusa

San Petersburgo, destino ideal para hacer un viaje en barco

San Petersburgo es una de las ciudades más grandes y co­nocidas que tiene Rusia, de hecho es la segun­da ciudad más grande de Rusia después de Moscú, cuenta con 5 millones de habitantes y es la cuarta más grande de Europa. Para no ser la capital del país, es bastante hermosa y preparada para todo, perso­nalmente me gustó mucho, más que Moscú.

Me atrajo lo completa que es, no se trata de la típica ciudad vieja situada en Eu­ropa. San Petersburgo es a menudo considerada la ca­pital cultural de Rusia.

Es el hogar del Hermi­tage, uno de los museos de arte más grandes del mundo. Además cuenta con muchos consulados extranjeros, corpora­ciones internacionales, bancos y empresas, tie­nen oficinas en la gran ciudad de San Petersbur­go.

El lugar tiene muchísimo que ofrecer a los turistas, a continuación mencionaré los puntos turísticos que más me fascinaron.

MUSEO DEL HERMITAGE

El Hermitage sin lugar a du­das es la atracción turística más famosa de San Peters­burgo, reconocida como uno de los tesoros artísticos más grandes del mundo. Además, los interiores y las salas son impresionantes.

El museo es enorme se necesita varios días para poder ver todo, el tiempo dentro del sitio dependerá de cuánto te guste el arte y cuánto tiempo estarás en la ciudad, de igual manera la visita puede durar alrede­dor de 2 horas mínimamen­te. El acceso tiene un costo de 700 rublos.

Si deseas tener un día en­tero para visitarlo es reco­mendable que lo hagas un miércoles o viernes, ya que en estos días los horarios son de 10:30 a.m. a 9:00 p.m. El resto de los días (martes, jueves, sábados y domingos) el horario es de 10:30 a 6:00 pm. El museo está cerrado los lunes. Es gratis el primer jueves de cada mes.

IGLESIA DEL SALVADOR SOBRE LA SANGRE DERRAMADA

Se encuentra a 15 minutos a pie del Hermitage. Es una de las iglesias ortodoxas más importantes de San Petersburgo, debido a su decoración multicolor que lo convierten en uno de los puntos más destacados del centro de la ciudad. El costo para ingresar a la iglesia es de 250 rublos.

Realmente es magnífica la decoración de la Iglesia tanto en su exterior como en su interior, debido a que está cubierta por más de 7000 metros cuadrados de mosaicos que fueron decorados y diseñados por importantes artistas rusos.

En estilos es bastante pare­cido al de la iglesia de San Basilio ubicada en Moscú, pero desde mi punto de vista, la Iglesia del Salvador es más grande e impresio­nante.

CATEDRAL DE NUESTRA SEÑORA DE KAZAN

Está a unos 10 minutos a pie de la Iglesia del Salva­dor y su visita es gratuita. Es la sede del obispo orto­doxo de San Petersburgo, también está consagrada a la Virgen de Kazan que es el ícono más venerado de Rusia.

PETERHOF Y SUS JARDINES

Cuando se trata de atrac­ciones para los visitantes, San Petersburgo es famosa por los palacios y parques imperiales. Entre los pri­meros se encuentra Pe­terhof, especialmente en verano cuando la increíble colección de fuentes están en funcionamiento.

Peterhof se encuentra a unos 30 kilómetros del centro de San Petersburgo y se puede llegar con dife­rentes transportes públi­cos con los que cuenta la ciudad.

Como el viaje desde el centro de la ciudad toma al menos 45 minutos, es recomendable que puedas ir a pasar un día completo, ya que hay mucho para mantenerte entretenido durante todo el día, como por ejemplo recorrer tran­quilamente el palacio, ade­más de sus jardines (su­perior e inferior) así como también podrás realizar un picnic.

CATEDRAL DE SAN ISAAC

El centro histórico de San Petersburgo está domina­do por la gran cúpula do­rada de la Catedral de San Isaac, la obra del arqui­tecto francés Auguste de Montferrand es el edificio religioso más grande y espectacular de la ciudad.

Es una iglesia ortodoxa que está llena de es­plendor, no solo es un sitio de interés religio­so, sino que al mismo tiempo es un museo que ofrece historia, cultura y arte a todos los visitantes, sin im­portar la religión que profese. Se estima que anualmente lo visitan más de un millón de tu­ristas.

Si no tienes mucho tiem­po para recorrer la cate­dral en sí, te recomenda­ría subir a la cúpula, desde donde podrás contemplar una vista espectacular de la ciudad. El precio varía, ya que depende del reco­rrido que quieras hacer dentro de la Iglesia.

NEVSKY PROSPEKT

Nada mejor que Nevsky Prospekt, la avenida cen­tral de San Petersburgo, es una de las calles más grandes del mundo. Hoy en día es la zona comer­cial más exclusiva de San Petersburgo. Cuenta con algunos edificios emble­máticos, tiendas de lujo y cada vez con una mayor cantidad de bares y cafés.

FORTALEZA DE SAN PEDRO Y SAN PABLO

Marca el comienzo de la fundación de la ciudad. Dentro de la fortaleza se encuentran la Catedral de San Pedro y San Pablo, así como el Museo Estatal de Historia de San Petersbur­go y el Museo de Explora­ción Espacial.

Si no tienes mucho tiem­po, es más que suficiente entrar a la Catedral, te llevará un poco menos de una hora recorrerla.

RÍOS Y CANALES EN BARCO

San Petersburgo es una ciudad llena de canales, no puedes privarte de esta ac­tividad. A finales de abril ya empieza a subir la tempera­tura y a hacer buen tiempo, realmente debes aprovechar cualquier oportunidad para salir al agua y realizar un viaje en barco a lo largo de los ríos y canales centrales de la ciudad.

Existe un motón de compa­ñías que ofrecen este tour con una duración de 1 hora y media aproximadamente, con guía incluido que va relatando algunas observa­ciones de la ciudad durante el paseo.

TOUR EN CRUCERO POR LA NOCHE A TRAVÉS DE LOS PUENTES LEVADIZOS

Durante la temporada de verano se abren los puentes basculantes que cruzan el Rio Neva en el centro de San Petersburgo. Esto se realiza a la medianoche, lo cual permite apreciar los brillan­tes puentes levadizos de la ciudad, además es una tra­dición para que los turistas aprecien la elevación de los puentes.

Es una de las vistas más fa­mosas de San Petersburgo, si tienes la oportunidad, vale la pena tomar un viaje en bote a la medianoche para ver cómo cada puente se eleva desde el agua. ¡Es­tos tours solo se hacen por la noche, comienzan aproxi­madamente a las 23 horas!

PALACIO DE CATALINA

Si viajas a San Petersburgo debes de visitar el Palacio de Catalina, un palacio espectacular que fue la re­sidencia de verano de los Zares. Se encuentra en la ciudad de Pushkin, a unos 25 kilómetros de San Pe­tersburgo.

Para ir al Palacio de Catali­na, la forma más rápida es tomar un taxi, también se puede ir con el transporte público, pero implica hacer transferencias y puede lle­var bastante tiempo.