Consultas periódicas para hombres

Evitar factores de riesgo es clave

Realizarse chequeos médicos anuales es un tema que ningún hombre debe dejar de lado, ya que además de comprobar su estado de salud, permite detectar enfermedades que posiblemente no tengan síntomas y no sean fáciles de percibir.

A partir de los 50 años de edad es recomendable que los hombres se realicen un estudio de rutina de PSA que es el control de la prós­tata.

El urólogo Cecilio Cano co­mentó que “independien­temente de los análisis que también son importantes como la presión, el azúcar, la concentración de lípidos, el colesterol, triglicéridos, que son los habituales, es necesario realizarse un control urológico periódi­camente”.

Agregó que la patología prostática es la que se ma­nifiesta con más frecuen­cia. El crecimiento benigno del adenoma de la próstata se refleja por el síntoma uri­nario obstructivo.

“En el país, actualmente, el cáncer de próstata se encuentra en primero y segundo lugar junto al de colon, por ello es importante detectarlo con anterioridad para un tratamiento a tiempo y eficaz”, agregó el doctor.

Los principales síntomas de este padecimiento son la dificultad para comenzar a orinar, ardor, flujo de orina débil o interrumpido, dolor persistente en la espalda, las caderas o la pelvis, entre otros.

“Este tipo de cáncer repre­senta el 20% de los tumores que afectan a los hombres mayores de 50 años. El porcentaje aumenta con la edad a un 30 o 40% de po­sibilidad”.

Cano resaltó la importan­cia del control periódico, la dieta sana y la práctica de actividad física acorde con la edad.

“Aquellos hombres que permanecen muchas horas sentados deben realizar ejercicios para mejorar la circulación y que se regula­ricen sus actividades fisio­lógicas, hay que destinar un tiempo para ello, aunque sea de forma liviana”.

Finalmente, explicó que para afrontar estas afeccio­nes se deben evitar factores de riesgo como la obesidad, la hipertensión, los de tipo genéticos y ambientales.