BCE planea estímulo monetario por deuda

Bloomberg

 

Funcionarios del Banco Central Europeo expresaron preocupación en su última reunión de política de que algunos observadores dudaron de su capacidad para restablecer la estabilidad de precios, lo que llevó al Consejo de Gobierno a planificar un posible estímulo monetario nuevo.

Los miembros del Consejo coincidieron en que una tendencia a la baja en las expectativas de inflación era motivo de preocupación, y que la desaceleración económica de la zona del euro probablemente sería más prolongada de lo esperado.

Si bien factores externos como las tensiones comerciales estaban impulsando una contracción en la manufactura, ese podría ser un indicador principal para el sector de servicios, según el informe de la sesión del 24 al 25 de julio. Las perspectivas para el comercio mundial “siguieron siendo pobres”.

“La comunicación necesitaba lograr un cuidadoso equilibrio entre, por un lado, dar señales indebidamente negativas sobre la economía y, por otro lado, contrarrestar efectivamente la preocupación entre algunos observadores de que el Consejo de Gobierno careciera de los instrumentos necesarios para asegurar la convergencia de la inflación a su objetivo de inflación en el mediano plazo “.

Draghi y sus colegas prepararon el escenario en la reunión para otra ronda de estímulo monetario para enfrentar la debilidad de la zona del euro. Los inversores apuestan a una reducción de la tasa de interés el 12 de septiembre, y algunos economistas predicen que se reiniciarán las compras de activos a gran escala.

Los funcionarios intercambiaron ideas en julio sobre una lista de opciones de políticas y cómo deberían diseñarse sus respuestas. Eso incluyó una introducción de medidas de mitigación, como el sistema de niveles para eximir a los bancos de parte del dolor de las tasas negativas. Algunos encargados de formular políticas expresaron su preocupación de que los niveles podrían tener “consecuencias no deseadas”.

BCEDeudaEstímulos